Actualizado 17/12/2013 22:29 CET

EEUU prepara un barco para colaborar en la destrucción de las armas químicas sirias en el mar

Buque de Guerra Estadounidense
REUTERS

WASHINGTON, 2 Dic. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha iniciado los preparativos en uno de sus barcos en reserva para su posible uso en el proceso de destrucción en el mar de parte del arsenal químico sirio en caso de que Washington reciba una petición en este sentido, según fuentes del Departamento de Defensa.

El buque 'MV Cape Ray' está siendo equipado con el sistema de hidrólisis desplegable de campo, diseñado por dicho departamento para neutralizar los componentes utilizados para la fabricación de armas químicas. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), que lidera los esfuerzos, afirmó el sábado que Washington se ha ofrecido a tal fin.

"Estados Unidos está comprometido en su apoyo a los esfuerzos de la comunidad internacional para destruir el arsenal químico sirio de la forma más segura, eficiente y efectiva", ha dicho la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden.

"Hemos ofrecido ayuda y estamos preparando un buque para apoyar los esfuerzos de la OPCW", ha agregado, antes de expresar su "confianza" en que se cumpla el calendario diseñado para el proceso.

El Consejo Ejecutivo de la OPCW aprobó en noviembre un plan para la destrucción del arsenal químico del Gobierno sirio que pasa por evacuar la mayor parte del armamento clave antes de que acabe el año y concluir la destrucción en el primer semestre de 2014.

El texto contempla que las armas "más críticas" salgan de Siria antes del 31 de diciembre de 2013, de tal forma que todas las sustancias y equipos sean evacuados antes del 5 de febrero del próximo año. La destrucción de las instalaciones donde el Gobierno de Bashar al Assad albergaba este arsenal se llevará a cabo entre el 15 de diciembre de 2013 y el 15 de marzo de 2014.

El objetivo de todo este proceso es completar el desmantelamiento y la destrucción del armamento químico, algo que la OPCW espera completar en varias fases. Antes del 31 de marzo del próximo año, deberían estar destruidas todas las armas consideradas prioritarias, con 30 de junio de 2014 como plazo máximo para el conjunto del arsenal.

El director general de la OPCW, Ahmet Umzucu, deberá presentar ahora un plan específico sobre la eliminación de las armas una vez fuera de Siria que incluya calendarios, criterios de seguridad y costes globales, según un comunicado de la agencia, que no aclara el país de destino de estos equipos.

Siria aceptó el pasado mes de septiembre que se destruyera su arsenal químico al completo, en un acuerdo negociado entre Rusia y Estados Unidos. Al Assad aceptó el plan después de que Washington amenazara con utilizar la fuerza en respuesta al ataque con gas sarín que acabó con cientos de personas el pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco.