Publicado 04/11/2020 18:44CET

EEUU.- Puerto Rico aboga por convertirse en un estado federado en una consulta no vinculante sobre su estatus político

Varios jóvenes con la bandera de Puerto Rico.
Varios jóvenes con la bandera de Puerto Rico. - G. Ronald Lopez/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más del 52 por ciento de los puertorriqueños han votado a favor de que el territorio se convierta en un estado federado más en una consulta no vinculante sobre su estatus político celebrada de forma paralela a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en Estados Unidos.

"Esta es una decisión sólida y clara", ha dicho Jenniffer González, representante de Puerto Rico en el Congreso estadounidense. A pesar de que el plebiscito no es un proceso vinculante avalado por el Gobierno federal, González ha afirmado que se trata del primero, en los últimos tiempos, en que no existe el "boicot" de los partidos proindependencia.

"Tanto republicanos como demócratas tienen que entender que Puerto Rico se cansó de ser territorio", ha afirmado González, según informaciones del diario 'El Nuevo Día'. "Aquellos que no creían en esa opción tienen que respetar esa voluntad... Yo espero que no torpedeen lo que es una aspiración del pueblo de Puerto Rico", ha dicho.

Hasta las 4:30 de este miércoles, el 'sí' contaba con el respaldo del 52.19 por ciento de los electores, mientras que un 47.81 por ciento se había decantado por el 'no'. Este plebiscito fue aprobado previamente por la Cámara de Representantes y el Senado de Puerto Rico, así como por la actual gobernadora, Wanda Vázquez Garced.

González ha revalidado además este miércoles como representante puertorriqueña frente al candidato del Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal Acevedo Vilá, que ha aceptado su derrota.

Puerto Rico ha estado bajo la tutela de Washington desde 1898, cuando fue invadido al final de la guerra entre España y Estados Unidos. Aunque los isleños recibieron la ciudadanía estadounidense en 1917, se han mantenido en un limbo colonial en el que gran parte de la economía del país depende de la superpotencia mundial.

La isla está exenta de los impuestos sobre ingresos, pero paga la Seguridad Social y el seguro médico para personas mayores y los impuestos locales. Además, recibe menos fondos federales que los estados de Estados Unidos.

Contador