Actualizado 05/06/2013 12:35 CET

Republicanos de la Cámara baja buscan planes para reducir gasto en 2014

WASHINGTON, 5 Jun. (Reuters/EP) -

Los republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos siguieron presionando este martes con sus esfuerzos por extender los profundos recortes al gasto hasta el próximo año, a pesar de una amenaza de veto del presidente Barack Obama.

La lucha en el Congreso sobre la reducción del déficit ha pasado a los proyectos de ley de gasto para financiar a las agencias y programas del gobierno para el año fiscal que comienza el 1 de octubre, ya que el plazo para elevar el límite del endeudamiento federal se retrasó hasta el otoño boreal. Los legisladores no han logrado reconciliar las profundamente divididas resoluciones de presupuesto de la Cámara baja y el Senado.

La Cámara de Representantes liderada por los republicanos adoptó formalmente un límite del gasto discrecional fuertemente reducido de 967.000 millones de dólares, y aprobó el primer proyecto de ley de asignaciones escrito a ese nivel, una medida para financiar construcciones militares y temas sobre veteranos.

El proyecto de ley de 73.000 millones de dólares, que recibe un aumento de 2.400 millones de dólares sobre los actuales niveles de recortes, fue aprobado con un abrumador respaldo bipartidista por 421 votos a favor y 4 en contra, debido a que los demócratas decidieron mostrar su apoyo a los veteranos de Estados Unidos.

El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes también presentó otros dos proyectos de ley que conforman el límite inducido por los recortes: 512.500 millones de dólares en financiamiento no bélico para el Departamento de Defensa, y 19.500 millones de dólares para el Departamento de Agricultura.

AUMENTO DE 28.000 MILLONES AL PENTÁGONO

Pero el proyecto de ley del Pentágono recibe un aumento de 28.100 millones de dólares sobre los niveles actuales de recortes, lo que necesitará que se cambien fondos desde las agencias domésticas. Educación, investigación médica y otros programas enfrentarán mayores recortes bajo su nivel inducido actual.

Los niveles de gasto discrecional expuestos por los republicanos de la Cámara de Representantes asumen que los recortes al gasto continuarán. Pero el Senado controlado por los demócratas está asumiendo que los recortes serán reemplazados por ahorros en otros sectores y está trabajando en proyectos de ley que llegan al nivel de 1,058 billones de dólares.

"Es nuestro deber y responsabilidad priorizar los dólares en impuestos y apuntar a un financiamiento donde más se necesite, y no hay una mayor prioridad nacional que la protección de nuestro país a través de una fuerte defensa nacional", dijo el presidente del Comité de Asignaciones de la Cámara baja, Hal Rogers, un republicano.

Posteriormente en la Cámara de Representantes, Rogers dijo que aún esperaba que un acuerdo de presupuesta permitiera a la Cámara bajo y al Senado restaurar parte del gasto discrecional.

Refiriéndose a la adopción del límite del gasto republicano en la Cámara baja, el segundo representante demócrata, Steny Hoyer, dijo: "Lo que tenemos en frente en eso: una ratificación de los recortes, algo estúpido. Es un proceso terrible".

A menos que sean reemplazados con otros ahorros o aumentos de impuestos, los recortes reducirán el gasto en general en cerca de un billón de dólares durante una década. Fueron creados por un acuerdo de presupuesto del 2011 y entraron en vigor en marzo, después de que el Congreso no logró acordar ahorros alternativos.