Publicado 19/06/2020 01:32CET

EEUU.- Rolfe se entrega a las autoridades tras ser acusado de asesinato por la muerte de Rayshard Brooks

EEUU.- Rolfe se entrega a las autoridades tras ser acusado de asesinato por la m
EEUU.- Rolfe se entrega a las autoridades tras ser acusado de asesinato por la m - DEPARTAMENTO DEL SHERIFF DEL CONDADO DE FULTON

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ya expulsado agente de la Policía de Atlanta Garrett Rolfe se ha entregado este jueves a las autoridades después de que el miércoles se emitiera una orden de arresto contra él y el otro implicado, Devin Brosnan, y se les pidiera rendirse antes de acabar el día, por el asesinato de Rayshard Brooks el pasado fin de semana.

Rolfe, de 27 años, se enfrenta a un total de once cargos por la muerte de Brooks, entre ellos el de asesinato. Por su parte, Brosnan, quien se entregó previamente, se enfrenta a una acusación de asalto agravado por, supuestamente, haberse colocado sobre los hombros de la víctima cuando yacía en el suelo.

Rolfe, quien se entregó al Departamento del Sheriff del Condado de Fulton, en el estado de Georgia, fue cesado después de que salieran a la luz imágenes del momento en que disparó por la espalda a Brooks cuando este huía.

En caso de ser declarado culpable de asesinato, Brooks podría ser condenado a cadena perpetua, o incluso a la pena capital, según ha apuntado la cadena CNN.

El bufete de abogados que representa a Rolfe ha asegurado en un comunicado, al que ha tenido acceso la CNN, que las acciones del agente de Policía estaban "justificadas", aunque han lamentado que "la pérdida de la vida en cualquier instancia es trágica".

"El señor Brooks atacó violentamente a dos oficiales y desarmó a uno de ellos. Cuando se volvió y apuntó al agente Rolfe, cualquier agente habría creído razonablemente que tenía la intención de desarmarlo, deshabilitarlo o herirlo gravemente", han agregado.

Por su parte, el fiscal del distrito, Paul Howard, señaló el miércoles que "el comportamiento de los oficiales inmediatamente después del tiroteo no reflejó ningún temor por la situación del señor Brooks".

En ese sentido, la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, expresó que espera que "se haga justicia" no ya solo por la muerte de Brooks "sino para las víctimas y las familias de otros casos de uso de la fuerza que esperan ser resueltos por el fiscal el distrito".

LA MUERTE DE BROOKS

La autopsia realizada el pasado domingo confirma que Brooks recibió dos disparos en la espalda, muriendo por los daños que se produjeron en algunos de sus órganos vitales, así como por la pérdida de sangre, según recoge un comunicado de la Oficina del forense del condado de Fulton, Georgia.

Brooks al parecer se había quedado dormido dentro de su coche en un paso para pedidos de una hamburguesería Wendy's. La grabación de la cámara de los agentes muestra a Brooks de pie ante los agentes en el aparcamiento, calmado. Él mismo confirmó que había bebido "una copa y media" mientras cooperaba con los agentes, a los que pidió que le dejaran aparcar allí su auto y caminar hasta casa de su hermana.

Los agentes confirmaron que estaba ebrio con una prueba de alcoholemia, pero cuando uno de los policías intentó ponerle las esposas, Brooks se sacudió y los tres acabaron en el suelo. Salió corriendo tras quitarle el táser a un policía y tras dispararle con él en carrera, el agente descargó su pistola. Brooks fue trasladado a un hospital, pero no pudo sobrevivir.

Su caso se produce tan solo semanas después de que el afroamericano George Floyd muriera a manos de la Policía de Mineápolis durante una detención en la que uno de los agentes le pisó el cuello con la rodilla durante nueve minutos. El suceso ha desencadenado protestas contra el racismo y la brutalidad policial tanto en el país como en diferentes ciudades de todo el mundo.