Actualizado 22/03/2011 17:16 CET

EEUU/El Salvador.- Cerca de 30 organizaciones convocan una gran marcha contra la visita de Obama

SAN SALVADOR, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 30 organizaciones de estudiantes y trabajadores han convocado este martes una gran marcha en San Salvador para expresar su repudio a la visita de dos días que realizará del presidente estadounidense, Barack Obama, a esa nación centroamericana.

Los manifestantes han bautizado el primer día de la visita de Obama a El Salvador como el 'Día del antiimperialismo' porque consideran que el mandatario norteamericano "tiene sus manos manchadas de sangre", informa el diario local 'La Página'.

Las protestas continuarán el miércoles cuando Obama visite la cripta de monseñor Oscar Romero, asesinado en 1980 durante la guerra civil por grupos de ultraderecha y una de las figuras más representativas de la historia de El Salvador.

"Es indignante que un presidente que ha permitido el bombardeo en Libia, en donde han muerto muchos civiles e inocentes, llegue a visitar la tumba del salvadoreño más digno de nuestro país, que luchó por los más desprotegidos", ha comentado uno de los organizadores, citado por 'La Página'.

Varias protestas se han registrado horas antes de la llegada de Obama a esa nación centroamericana, con la que cerrará su pequeña gira por el continente. Más de 200 personas protestaron el lunes frente a la Catedral Metropolitana de San Salvador en rechazo a las políticas de Washington.

Estas protestas estaban encabezadas por miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras apoyados por algunas comunidades de Santa Marta de El Salvador, quienes exigían no reconocer al Gobierno de Porfirio Lobo y pedían el retorno a Tegucigalpa del mandatario derrocado Manuel Zelaya.

La Policía salvadoreña desalojó la madrugada de este martes a los manifestantes sin que se registraran disturbios ni detenidos, según ha informado el diario local 'La Prensa Gráfica'.

Obama llegará este martes a San Salvador para realizar una visita de dos días a ese país. En su agenda figuran varias actividades políticas, entre ellas, una reunión con el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, miembro del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), partido de izquierda que Estados Unidos combatió durante la guerra civil hace más de 20 años.