Actualizado 20/05/2006 04:20 CET

EEUU/El Salvador.- El presidente Saca considera más importante la situación de los indocumentados que el muro fronterizo

SAN SALVADOR, 20 May. (EP/AP) -

El presidente salvadoreño Tony Saca dijo ayer viernes que no hay que perder el tiempo discutiendo si Estados Unidos tienen derecho a construir un muro en su frontera, y expresó su preocupación por las personas que viven indocumentadas en ese país.

"A mi me preocupa la gente que está detrás del muro, y detrás del muro hay 12 millones de indocumentados", dijo el mandatario en conferencia de prensa tras inspeccionar trabajos de mitigación de riesgos en la zona costera del departamento de Usulután, al este del país.

"A mi lo que realmente me preocupa es que logremos una reforma migratoria integral", agregó el mandatario, que señaló que recientemente el presidente estadounidense George W. Bush "habló claramente de que le preocupan los 12 millones de indocumentados, es primera vez que habla de legalizarlos", dijo.

Sostuvo que no había que perder el tiempo discutiendo si se hace el muro, "que si manda guardias el presidente, si él tiene derecho a hacer muros. Tiene derecho a mandar a la Guardia Nacional. Son sus fronteras", afirmó.

El esfuerzo que hay que hacer, dijo Saca, es "hablar con los congresistas, hablar con los senadores" para conseguir la reforma migratoria que se busca.

Se estima que unos 2,5 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos y de estos 248.000 están amparado por el programa de protección temporal migratorio que vencía en septiembre, pero que en enero el presidente Bush prorrogó por 18 meses. Más de 300.000 están ilegales, el resto son residentes o adquirieron la ciudadanía estadounidense.