Publicado 11/12/2020 22:06CET

EEUU.- El Senado de EEUU aprueba el proyecto de ley del presupuesto de Defensa a pesar de la amenaza de veto de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. - JIM LOSCALZO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Senado de Estados Unidos ha aprobado ampliamente este viernes el proyecto de ley que establece el presupuesto de Defensa anual, a pesar de que el presidente, Donald Trump, ya amenazó con la posibilidad de vetarla.

La ley, denominada Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) y dotada con 740.000 millones de dólares (cerca de 611.000 millones de euros), ha logrado el respaldo de 84 senadores, mientras que 13 han votado en contra.

Así, el proyecto, que ya pasó el corte de la Cámara de Representantes esta semana, se ha aprobado con más de la mayoría de dos tercios que se necesitarían para anular un posible veto de Trump, que se opone a la legislación por dos puntos.

El primero es un desacuerdo de larga data y se concentra en un punto, incluido en la versión final del proyecto de ley, que requeriría que las bases e instalaciones militares confederadas se renombren en un plazo de tres años, según ha informado 'The Hill'.

Además, lo ha criticado porque no incluye una derogación de una sección, la 230, que brinda un escudo legal a las empresas de tecnología, reciente objetivo del mandatario. El proyecto de ley también rechaza la intención de Trump de retirar tropas estadounidenses de Alemania y Afganistán.

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha señalado que la ley "no contiene todas las políticas que cualquiera de las partes quisiera aprobar", pero ha defendido que "incluye una gran cantidad de políticas cruciales y se han excluido muchas malas ideas".

Aunque el proyecto ha sido aprobado por ambas cámaras con suficientes votos para anular el veto, no se descarta que pueda haber una reorganización de los legisladores republicanos, que podrían ponerse del lado de Trump.