Publicado 15/12/2020 02:46CET

EEUU/Sudán.- EEUU ofreció 700 millones de euros a víctimas del terrorismo para salvar el acuerdo entre Sudán e Israel

HANDOUT - 25 August 2020, Sudan, Khartoum: Sudanese Prime Minister Abdalla Hamdok (R) receives US Secretary of State Mike Pompeo prior to their meeting. Photo: Alsanosi Ali/US Embassy Khartoum via US Department of State /dpa - ATTENTION: editorial use onl
HANDOUT - 25 August 2020, Sudan, Khartoum: Sudanese Prime Minister Abdalla Hamdok (R) receives US Secretary of State Mike Pompeo prior to their meeting. Photo: Alsanosi Ali/US Embassy Khartoum via US Department of State /dpa - ATTENTION: editorial use onl - Alsanosi Ali/US Embassy Khartoum / DPA - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció alrededor de 850 millones de dólares (casi 700 millones de euros) a víctimas estadounidenses del terrorismo como parte de los esfuerzos para salvar un acuerdo entre Sudán e Israel, que supondría restaurar a través del Congreso la inmunidad soberana de Sudán después de eliminarlo de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Según han informado diversos medios estadounidenses citando a fuentes familiarizadas con la operación, la oferta incluía 700 millones de dólares (unos 575 millones de euros) para las víctimas del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, además de 150 millones de dólares (unos 123 millones de euros) para los estadounidenses víctimas de los bombardeos a las embajadas del país en Kenia y Tanzania en 1998.

La oferta es parte de los esfuerzos de la Administración para llegar a un acuerdo con el Congreso que permita aprobar una ley que restaure la inmunidad soberana de Sudán, la llamada paz legal tal y como recoge 'The Hill', como parte del proceso de su eliminación de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, necesaria para reinstaurar las relaciones diplomáticas del país africano con Israel.

No obstante, la oferta se habría venido abajo este lunes, según ha informado el medio citado, por falta de consenso entre la Casa Blanca y el Congreso.

Trump anunció el pasado mes de octubre que Sudán establecería relaciones diplomáticas con Israel, después de que países como Emiratos Árabes Unidos y Baréin ya lo hubieran hecho, algo que estaba ligado a que Estados Unidos retirara a Sudán de la lista de patrocinadores del terrorismo, que le permite quedar exento de sanciones y acceder a financiación internacional, hecho que se ha consumado este lunes.

Este avance diplomático, conocido como los Acuerdos de Abraham, ha sido celebrado por Trump, que lo ha considerado uno de sus logros más importantes en materia de política exterior, incluso llegando a preparar una ceremonia de firma con Sudán antes de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, según han informado fuentes de la Casa Blanca.

No obstante, la "paz jurídica" se ha estancado en el Congreso debido a la preocupación de que las víctimas del terrorismo y sus familiares no puedan presentar reclamaciones contra el país africano, algo que las autoridades sudanesas ya han anunciado como requisito para que se haga efectivo el acuerdo alcanzado.

En este sentido, Sudán ha depositado 335 millones de dólares (unos 275 millones de euros) en una cuenta de garantía bloqueada con el objetivo de compensar a las víctimas estadounidenses del terrorismo, aunque su entrega está ligada a un ultimátum que pide la aprobación de la paz legal antes de noviembre de 2021.

Por esto, y ante la reciente investidura del nuevo presidente demócrata, la Administración está intentado desbloquear las negociaciones con el Congreso para alcanzar un acuerdo.

La Embajada norteamericana en Jartum, capital de Sudán, ha informado en sus redes sociales este lunes de que ya han transcurrido 45 días desde la notificación al Congreso, por lo que el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha firmado la salida del país africano de la 'lista negra', efectiva desde este 14 de diciembre.

Sudán estaba en el punto de mira de Estados Unidos desde 1993 por el apoyo del régimen de Omar Hasán al Bashir a grupos terroristas, dado que llegó a albergar a Osama bin Laden. La salida de la lista ha sido una de las principales prioridades del nuevo Gobierno sudanés, resultado del acuerdo entre el Ejército y la oposición tras el golpe de Estado militar que depuso a Al Bashir en abril de 2019 tras meses de movilizaciones populares.