EEUU suspende la ayuda a El Salvador, Honduras y Guatemala en represalia por las caravanas de migrantes

Publicado 30/03/2019 22:28:33CET
Trump departs White House

   NUEVA YORK, 30 Mar. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El Departamento de Estado norteamericano ha anunciado este sábado el fin de la ayuda exterior para los países del Triángulo del Norte, es decir, El Salvador, Honduras y Guatemala, por orden del presidente, Donald Trump, y en represalia por las caravanas de inmigrantes.

   "Por orden del secretario vamos a ejecutar la directriz del presidente y a poner fin a los programas de ayuda exterior de los años fiscales de 2017 y 2018 para el Triángulo del Norte. Vamos a implicar al Congreso en este proceso", ha explicado un portavoz del Departamento de Estado en declaraciones al portal TheHill.

   La secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, dijo el viernes que había firmado un pacto regional "histórico" con representantes de países del Triángulo del Norte en la que estos accedían a "combatir el tráfico de seres humanos y a los criminales internacionales que alimentan la crisis y a fortalecer la seguridad fronteriza para impedir la migración irregular".

   El mismo viernes Trump dijo que estos países estaban "poniendo en marcha" las caravanas de migrantes. "Estamos pagando cantidades tremendas de dinero y no vamos a pagar más porque no han hecho nada por nosotros. Ellos ponen en marcha estas caravanas", dijo, según la CNN.

   Trump había amenazado en diciembre con acabar con la ayuda exterior para estos países tras acusarles de "no hacer nada por Estados Unidos, excepto coger nuestro dinero".

   El senador demócrata Robert Menendez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, ha criticado la medida. "Si lo hace, la decisión irresponsable del presidente Trump de cortar la ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras perjudica a los intereses estadounidenses y ponen nuestra seguridad nacional en peligro", ha apuntado.

   "La ayuda exterior de Estados Unidos no es caridad. Es una herramienta de nuestros intereses estratégicos y financia iniciativas que protegen a ciudadanos estadounidenses", ha argumentado.