Publicado 02/04/2021 19:15CET

EEUU.- Un tribunal federal acusa de conspiración para asaltar el Capitolio de EEUU a otros dos milicianos de Oath Keeper

Archivo - Un simpatizante de la milicia de extrema derecha Oath Keepers durante la manifestación celebrada en Washington en apoyo de Donald Trump, horas antes del asalto al Capitolio.
Archivo - Un simpatizante de la milicia de extrema derecha Oath Keepers durante la manifestación celebrada en Washington en apoyo de Donald Trump, horas antes del asalto al Capitolio. - BRYAN SMITH / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal federal del Distrito de Columbia ha acusado este viernes a otros dos integrantes de la milicia de extrema derecha de Oath Keeper de conspiración para asaltar el Capitolio de Estados Unidos el pasado 6 de enero, que acabó con la vida de cinco personas.

Los acusados son Joshua James y Roberto Minuta, según ha informado el Departamento de Justicia a través de un comunicado. Con ellos dos, son ya doce miembros de este grupo armado acusados de conspiración y asalto a la sede del Congreso en Washington.

James y Minuta podrían enfrentarse a una pena de hasta 20 años de prisión, si son hallados culpables no sólo de conspiración, sino también de obstrucción de un procedimiento oficial, en referencia al recuento de votos electorales con los que se iba a confirmar la victoria de Joe Biden en las presidenciales de noviembre, así como por entrar y permanecer de manera ilegal en un terreno federal de acceso restringido.

Ambos han sido acusados de organizar a los grupos de asaltantes que irrumpieron violentamente en el Capitolio, así como de enfrentarse a los agentes de la ley que intentaban repeler al ataque. El Departamento de Justicia revela que hay imágenes de los dos dentro del edificio llevando a cabo algunas de estas acciones.

Los servicios de Inteligencia de Estados Unidos han identificado y presentado cargos contra varias decenas de personas que pertenecen a alguno de los grupos armados dentro de una variopinta caterva de milicias de extrema derecha que aquel día hicieron gala de su arsenal.

El asalto al Capitolio, que dejó cinco muertos, tuvo lugar el día que el Congreso de Estados Unidos celebraba una sesión conjunta para ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, celebradas el 3 de noviembre. El expresidente Donald Trump rechazó repetidamente el resultado electoral, afirmando que se había producido un "fraude", aunque sin proporcionar pruebas al respecto.

Contador