Publicado 17/07/2021 06:04CET

EEUU.- Tribunal Federal acusa a dos hombres de planear atacar la sede del Partido Demócrata de Sacramento

Archivo - June 1, 2019 - San Francisco, California, United States: California Democratic Party Chair candidate Rusty Hicks during the California Democratic Party Convention at the Moscone Convention Center on Saturday, June 1, 2019, in San Francisco, Cali
Archivo - June 1, 2019 - San Francisco, California, United States: California Democratic Party Chair candidate Rusty Hicks during the California Democratic Party Convention at the Moscone Convention Center on Saturday, June 1, 2019, in San Francisco, Cali - Santiago Mejia - Archivo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un Tribunal Federal ha acusado a dos ciudadanos estadounidenses de conspirar para atacar la sede del Partido Demócrata en la capital del estado de California, la ciudad de Sacramento, según ha informado este jueves el Departamento de Justicia en el distrito norte del estado.

Se trata de dos varones de 45 y 37 años que comenzaron a planear un ataque contra objetivos del Partido Demócrata tras las elecciones presidenciales de 2020 y buscaron el apoyo de milicias antigubernamentales, de acuerdo con el Departamento de Justicia, informa la cadena ABC.

Ambos están acusados de planear una ataque con artefactos explosivos y, al parecer, esperaban que tras sus acciones se desatara un movimiento para derrocar al actual Gobierno del presidente Joe Biden.

Ambos fueron han sido acusados de conspiración para destruir con fuego o explosivo un edificio utilizado o para afectar el comercio interestatal y, además, se enfrentan a cargos por posesión de dispositivos no registrados y de armas.

De acuerdo con las investigaciones, uno de los acusados se habría puesto en contacto con el otro para comunicarle su intención de emplear 'cócteles' Molotov y gasolina para volar la sede demócrata así como la residencia del Gobernador del estado, según la cadena CBS.

Por su parte, el líder del Partido Demócrata de California, Rusty Hicks, ha emitido un comunicado en relación al caso en el que ha tildado la situación de "extremadamente inquietante" y ha trasladado su "alivio" al conocer que el complot no tuvo éxito.

"Sin embargo, apunta a un problema más amplio de extremismo violento que es demasiado común en el discurso político actual. Y, aunque continuaremos tomando todas las precauciones necesarias para mantener a todos a salvo, no nos distraeremos (...) No seremos disuadidos de la importante labor de proteger y preservar una democracia que funcione", ha remarcado.

"La máxima prioridad del FBI sigue siendo prevenir los ataques terroristas antes de que ocurran, incluidos los complots locales de extremistas violentos nacionales", ha añadido al respecto el agente especial del FBI encargado del caso, Craig Fair.

Contador