Actualizado 31/07/2006 23:38:30 +00:00 CET

EEUU/Venezuela.- Bush considera que Chávez "no es una amenaza militar" pero sí un debilitador de la democracia

WASHINGTON, 31 Jul. (EP/AP) -

El presidente norteamericano, George W. Bush, consideró hoy que su homólogo venezolano, Hugo Chávez, "no es una amenaza militar" para Estados Unidos, aunque sí cree que es "una amenaza para el debilitamiento de la democracia".

En cuanto a las advertencias de Chávez de interrumpir el suministro de petróleo venezolano a Estados Unidos, Bush declaró, en una entrevista a la cadena 'Fox News' durante su visita a Miami, que se trata más bien de un recordatorio a la nación de que debe adoptar "una política energética inteligente".

Esta es la segunda referencia personal pública de Bush a Venezuela en menos de dos meses. A comienzos de junio, manifestó que estaba "algo preocupado" por este país y acusó al mandatario sudamericano de causar "graves perjuicios a las tradiciones y al pueblo" venezolanos.

El presidente norteamericano subrayó que Chávez, actualmente de visita en Vietnam en una gira que incluyó Rusia, en la que anunció multimillonarias compras armamentísticas, no representa una amenaza militar. "Podemos enfrentarnos a cualquier amenaza a la nación allí donde se encuentre. Y lo haremos si tenemos que hacerlo. Pero no, no lo veo como una amenaza. Lo veo como una amenaza para el debilitamiento de la democracia".

REDUCCIÓN DE LA DEPENDENCIA

Sobre las continuas declaraciones de Chávez de cerrar su suministro de petróleo a Estados Unidos, que cubren hasta un 15 por ciento de la demanda interna, así como las instalaciones de la corporación venezolana Citgo de refinación y derivados, Bush declaró que el mandatario de Venezuela "es un recordatorio" de que Estados Unidos debe asegurarse de "contar con una política energética inteligente".

"Obtenemos petróleo en partes del mundo donde la gente no necesariamente nos quiere. Por consiguiente, a mayor reducción de nuestra dependencia de petróleo, mayor seguridad para nuestra nación desde la perspectiva económica y de seguridad nacional", destacó.

Chávez ha sido ya considerado como una "influencia negativa" para Latinoamérica por la secretaria de Estado Condoleezza Rice, cuyos colaboradores han hecho también referencia a la intervención de Venezuela en los asuntos de otros países, particularmente Bolivia, Perú y Nicaragua.

La semana pasada, Caleb C. McCarry, coordinador de la llamada Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre, dependiente del Departamento de Estado, afirmó ante el Congreso que Venezuela estaba proporcionando a Cuba hasta 2.000 millones de dólares (1.560 millones de euros) al año para ayudar al régimen de Fidel Castro a mantenerse en pie y protegerse de las presiones internacionales que demandan un cambio político.