Publicado 28/09/2020 18:02CET

Egipto acogerá este lunes un nuevo encuentro entre las delegaciones militares de las partes en conflicto en Libia

AMP.- Libia.- Delegaciones militares y policiales de las partes en conflicto abo
AMP.- Libia.- Delegaciones militares y policiales de las partes en conflicto abo - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Egipto ha acogido este lunes un nuevo encuentro entre las delegaciones militares y de seguridad de las partes enfrentadas en Libia, en medio de los recientes esfuerzos mediados internacionalmente para intentar lograr un acuerdo que ponga fin al conflicto en el país africano.

La reunión tendrá lugar bajo auspicios de Naciones Unidas en la ciudad de Hurghada, situada en las costas del mar Rojo, para preparar el terreno para el próximo encuentro del comité militar en formato 5+5, según ha confirmado la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL).

La misión ha indicado en su comunicado que "equipos del Ejército y la Policía del este y el oeste de Libia han iniciado conversaciones militares y de seguridad, en el marco de las conversaciones de la Comisión Militar Conjunta en formato 5+5, con la facilitación de la UNSMIL".

Así, ha expresado su "profunda gratitud" al Gobierno egipcio "por hacer que estas importantes conversaciones sean posibles y por acoger generosamente a las delegaciones", al tiempo que ha dado igualmente las gracias a las delegaciones "por mostrar una actitud positiva y proactiva para desescalar la situación en el centro de Libia".

"La UNSMIL espera que el resultado de estas reuniones cara a cara sea entregado a la Comisión Militar Conjunta en formato 5+5", ha resaltado en su comunicado, publicado a través de su página web.

El encuentro llegará además menos de una semana después de que el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, recibiera en El Cairo a Jalifa Haftar y el presidente del Parlamento asentado en el este del país, Aguila Salé, para abordar la situación en el país africano.

Las partes en conflicto han mantenido varias reuniones en las últimas semanas en Suiza y Marruecos que han permitido acercar posturas. Tras las mismas, el primer ministro del Gobierno de unidad, Fayez Serraj, ha mostrado su disposición a dimitir y traspasar los poderes a un nuevo organismo ejecutivo a finales de octubre, como máximo.

Las autoridades de Trípoli y las del este de Libia deberían pactar una nueva estructura de consejo presidencial que unifique a las dos administraciones enfrentadas y convoque elecciones para intentar poner fin al conflicto en el país.

Con ayuda militar de Turquía, el primer ministro, cuyo Gobierno controla solo algunas partes del oeste de Libia, consiguió el pasado junio repeler la ofensiva de Haftar --apoyado por Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Rusia--, para hacerse con Trípoli.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador