Publicado 05/11/2020 20:29CET

Egipto.- Condenadas más de 60 personas por participar en una sentada en 2013 contra el derrocamiento de Mursi en Egipto

Un soldado de Egipto
Un soldado de Egipto - Gehad Hamdy/dpa - Archivo

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Egipto ha condenado este jueves a más de 60 personas a penas de cárcel por su participación en una sentada en 2013 en favor del derrocado presidente, Mohamed Mursi, expulsado del poder en un golpe de Estado militar.

Según las informaciones recogidas por el diario egipcio 'Al Masry al Youm', 59 personas han sido sentenciadas a 15 años de prisión, mientras que siete menores han sido condenados a cinco años de cárcel y 29 acusados han sido absueltos.

La Fiscalía había acusado a todos ellos de organizar y participar en la sentada en la plaza cairota de Rabaa al Adauiya, uno de los epicentros de las protestas contra el Ejército, entonces encabezado por el actual presidente, Abdelfatá al Sisi, tras el golpe de Estado.

Así, estaban imputados por presunta pertenencia a la organización islamista Hermanos Musulmanes y por su presunto papel en la muerte de miembros de las fuerzas de seguridad durante los enfrentamientos desencadenados después de que el Ejército procediera a disolver por la fuerza la protesta, incidentes que se saldaron con más de 900 manifestantes muertos.

Por otra parte, el abogado pro Derechos Humanos Ramadán Mohamed ha señalado que un tribunal egipcio ha ordenado durante la jornada liberar a 461 presos políticos imputados por publicar noticias falsas, según ha informado la agencia alemana de noticias DPA.

Entre los excarcelados figuran periodistas y estudiantes imputados por hacer un presunto mal uso de las redes sociales para difundir estas informaciones y promover la agenda de un "grupo terrorista", en referencia a Hermanos Musulmanes. Las autoridades no se han pronunciado por el momento.

El Gobierno de Al Sisi, que accedió al poder tras imponerse sin apenas oposición en las presidenciales celebradas meses después del derrocamiento de Mursi, ha lanzado una campaña contra Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del régimen de Hosni Mubarak en 2011.

Las nuevas autoridades declararon a Hermanos Musulmanes como una organización terrorista a finales de 2013, meses después de la caída de Mursi --quien se había convertido en 2012 en el primer presidente electo de la historia del país--, incrementando su presión contra el grupo y sus miembros y simpatizantes.

La campaña, dirigida también contra activistas opositores, se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.

Contador