Publicado 04/12/2020 13:02CET

Egipto.- Egipto libera a tres destacados activistas tras semanas de presiones por parte de Naciones Unidas y ONG

Gasser Abdulrazuk, director ejecutivo de la Iniciativa Egipcia por los Derechos Humanos
Gasser Abdulrazuk, director ejecutivo de la Iniciativa Egipcia por los Derechos Humanos - EIPR

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Humanos (EIPR, por sus siglas en inglés) ha anunciado la liberación de tres destacados activistas, entre ellos su director ejecutivo, tras semanas de presiones por parte de Naciones Unidas y varias organizaciones pro Derechos Humanos.

Los liberados son el máximo responsable del grupo, Gasser Abdel Razek; su director de la sección de justicia criminal, Karim Ennara, y su jefe administrativo, Mohamed Bashir, según ha hecho saber la organización en su cuenta de Twitter a última hora de este jueves.

"Gasser, Karim y Bashir han abandonado directamente la cárcel de Tora. Inusual. O bien se están ya en su domicilio o se dirigen a su domicilio", publicó la organización antes de aplaudir a su máximo responsable. "Gracias a Dios por tu seguridad, oh Gasser. Bienvenido a casa".

Los tres activistas fueron detenidos y acusados de "terrorismo" y "atentado contra la seguridad del Estado" después de transmitir sus preocupaciones sobre el estado de los Derechos Humanos en el país a un grupo de 13 diplomáticos durante una reunión efectuada el pasado 3 de noviembre.

A la reunión acudieron representantes y diplomáticos de Alemania, Francia, Países Bajos, Italia y Bélgica. La organización ha estado en el punto de mira del Gobierno desde 2013. Las autoridades congelaron en 2016 los bienes del fundador de la ONG, Hossam Bahgat, y han prohibido su salida del país.

Naciones Unidas condenó el pasado viernes las detenciones de los activistas, que calificó de "arbitrarias" y fruto de una "represalia" contra estos responsables de una de las últimas ONG humanitarias que quedan en el país.

"Nos parece absolutamente aberrante", según el panel de expertos de la ONU. "Simplemente ejercieron su derecho a la libertad de expresión para discutir la situación de los Derechos Humanos en Egipto", lamentaron. También la organización Human Rights Watch (HRW) condenó la detención de los activistas en lo que "supone una peligrosa escalada por parte del Gobierno contra las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos".

Sin embargo, todavía sigue detenido un cuarto responsable de la organización, el investigador sobre género Patrick Zaki, que fue detenido en febrero sin que de momento se sepan más noticias sobre él.