Publicado 22/03/2021 15:48CET

Egipto/Etiopía.- Egipto pide a la población racionar el consumo de agua ante los avances en la presa de Etiopía

Archivo - El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi
Archivo - El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi - Rainer Jensen/dpa - Archivo

Apunta además como causa a los desafíos de la demanda de agua y el cambio climático

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Egipto ha reclamado a la población del país racionar el consumo de agua para encarar los desafíos a los que hace frente el país, incluidos los avances de Etiopía en la presa que construye en el río Nilo Azul, que han generado tensiones entre El Cairo y Adís Abeba.

El ministro de Irrigación y Recursos Hídricos egipcio, Mohamed Abdelati, ha indicado que entre estos desafíos figuran un aumento de la demanda de agua y el cambio climático, antes de cargar contra las autoridades etíopes por su postura en las disputas sobre la presa, que afectan igualmente a Sudán.

El Gobierno sudanés propuso recientemente una mediación por parte de Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), la Unión Africana (UA) y Estados Unidos, apoyada por Egipto y rechazada sin embargo por Etiopía, que dijo que los países "pueden resolver el problema a través del diálogo utilizando los mecanismos existentes".

Asimismo, Adís Abeba ha expresado su intención de iniciar la segunda fase del llenado de la Gran Presa del Renacimiento (GERD) aunque no cuente con un acuerdo con Egipto y Sudán, algo que ya hizo el año pasado con la primera fase, pese a las advertencias de El Cairo y Jartum.

Abdelati ha agregado además que el Parlamento analizará próximamente varios proyectos para preservar las fuentes de agua en el país. Entre los mismos figura uno destinado a prohibir aquellas actividades que gasten recursos, como el lanzamiento de arena o arcilla en las vías de agua, así como otro para mejorar el desarrollo y gestión de los recursos hídricos.

Por otra parte, entre los objetivos figura determinar las zonas destinadas a la agricultura y la irrigación regulada, además de un proyecto para rehabilitar canales e instalaciones con el objetivo de una mejor conservación de los recursos, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron en enero de 2020 un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente.

Contador