Egipto.- HRW insta a Egipto a respetar el derecho a la protesta pacífica

Publicado 21/09/2019 7:13:23CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado este sábado a las autoridades egipcias a respetar el derecho a la protesta pacífica en virtud del derecho internacional de los Derechos Humanos.

Cientos de personas han salido en la noche de este viernes a las calles del centro de El Cairo y otras ciudades egipcias en una manifestación contra el presidente del país, Abdelfatá al Sisi, y la corrupción gubernamental.

"Las agencias de seguridad del presidente Al Sisi han usado una y otra vez la fuerza brutal contra las protestas pacíficas", ha afirmado el subdirector de HRW para Oriente Próximo y el norte de África, Michael Page.

"Las autoridades deberían reconocer que el mundo está pendiente y tomar todas las medidas necesarias para evitar la repetición de atrocidades pasadas", ha aseverado.

HRW ha llamado al mandatario egipcio a ordenar a las fuerzas de seguridad del Estado a cumplir con los estándares internacionales para la aplicación de la ley durante las manifestaciones.

Las protestas se han vuelto muy inusuales en Egipto como consecuencia de la represión que sufrió la disidencia bajo el mandato de Al Sisi, que tomó el poder tras el derrocamiento del expresidente Mohamed Mursi en 2013.

Las fuerzas de seguridad se han movilizado para dispersar a los manifestantes de El Cairo --que se habían organizado a través de Internet-- utilizando gas lacrimógeno. Los testigos han informado de que la Policía ha arrestado a algunos de los manifestantes.

Además se han producido movilizaciones en otros lugares como Alejandría, en la costa mediterránea, en Suez, en el Mar Rojo, así como en la ciudad textil del Delta del Nilo de Mahalla el Kubra, situada a unos 110 kilómetros al norte de El Cairo.

A raíz de estas protestas, ha habido una fuerte presencia de seguridad en el centro de El Cairo y en la Plaza Tahrir, donde en 2011 comenzaron las protestas que derrocaron al veterano gobernante Hosni Mubarak.

Al Sisi accedió a la Presidencia en 2014 con un 97 por ciento de los votos --e igualmente casi sin oposición en las elecciones-- tras encabezar un año antes un golpe de Estado militar siendo jefe de las Fuerzas Armadas contra el entonces presidente democráticamente electo, Mohamed Mursi.

Desde entonces, las autoridades egipcias han sido acusadas de llevar a cabo campañas de detenciones contra todos aquellos percibidos como opositores, entre ellos activistas y defensores de los Derechos Humanos que participaron en la revolución de 2011 contra Mubarak.