Publicado 03/05/2020 16:20:26 +02:00CET

Egipto.- Muere en prisión un cineasta encarcelado por criticar al presidente Al Sisi

Egipto.- Muere en prisión un cineasta encarcelado por criticar al presidente Al
Egipto.- Muere en prisión un cineasta encarcelado por criticar al presidente Al - FACEBOOK / SHADY HABASH

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Un joven cineasta egipcio ha muerto en prisión tras llevar dos años en la cárcel por criticar al presidente del país, Abdelfatá al Sisi, en un vídeo musical, ha informado el diario 'The New York Times'.

El fallecido, Shady Habash, de 22 años, falleció este sábado en la prisión cairota de Torá. Fue arrestado en marzo de 2018 tras la publicación de su vídeo, en el que criticaba los cuatro primeros años de Al Sisi en el poder después de derrocar al presidente islamista Mohamed Mursi.

Después de que dirigió un video musical de un músico exiliado, Ramy Essam, que se burló de Al Sisi como una "cita". Cuando el video se difundió ampliamente en las redes sociales, Habash fue arrestado y encarcelado, según dijo su abogado, Ahmed el Jauaga.

El responsable de la canción, que describía a Al Sisi como un "dátil", Galal el Behairy, también fue arrestado y acusado, al igual que el responsable de crear la web para la difusión del vídeo.

En una carta escrita en octubre y publicada por sus amigos en Facebook, Habash reconoció encontrarse en una situación desesperada. "La prisión no mata, la soledad sí", escribió, antes de describirse como inmerso en una lucha para "evitar que te vuelvas loco o mueras lentamente, porque te arrojaron a una habitación hace dos años y te olvidaron".

El abogado y activista humanitario Jaled Alí denunció que Habash debería haber sido liberado hace dos meses al haber cumplido el tiempo máximo de la llamada "detención bajo custodia", una figura que permite el arresto durante dos años de acusados de delitos contra el estado.

El abogado no ha proporcionado detalles sobre las causas de la muerte del cineasta.

Por su parte, la Red Árabe para la Información sobre Derechos Humanos se ha limitado a denunciar que el cineasta falleció "por la negligencia y la ausencia de justicia".