Publicado 14/07/2020 16:15CET

Egipto.- Un tribunal de Egipto ratifica una de las cadenas perpetuas dictadas contra el líder de Hermanos Musulmanes

Egipto.- Un tribunal de Egipto ratifica una de las cadenas perpetuas dictadas co
Egipto.- Un tribunal de Egipto ratifica una de las cadenas perpetuas dictadas co - Gehad Hamdy/dpa - Archivo

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Egipto ha ratificado este martes la condena a cadena perpetua contra el líder de la organización islamista Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, por los incidentes violentos que estallaron tras el golpe de Estado de 2013 contra el entonces presidente, Mohamed Mursi.

El Tribunal de Casación ha rechazado durante la jornada las apelaciones presentadas por 186 condenados, entre ellos Badie, si bien ha ordenado la absolución de otras 63 personas, según fuentes judiciales citadas por el diario egipcio 'Al Ahram'.

La condena contra Badie fue dictada en septiembre de 2018 en relación con los enfrentamientos que estallaron en la provincia de Minya en respuesta a la asonada contra Mursi, primer presidente del país elegido democráticamente y miembro de Hermanos Musulmanes.

Badie ya fue condenado a muerte en 2014 por este mismo caso, pero los recursos propiciaron la anulación de la sentencia y se ordenó la repetición del juicio. Además pesa sobre él una sentencia de cadena perpetua en un caso diferente dictada el pasado 8 de septiembre.

La decisión del Tribunal de Casación ha llegado días después de que esta misma corte ratificara otra cadena perpetua contra el guía supremo de Hermanos Musulmanes y su 'número dos', Jairat el Shater, por los incidentes violentos frente a la sede de la organización en la capital, El Cairo.

El Gobierno de Abdelfatá al Sisi, que accedió al poder tras imponerse sin apenas oposición en las presidenciales celebradas meses después del derrocamiento de Mursi, ha lanzado una campaña contra Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del régimen de Hosni Mubarak en 2011.

Las nuevas autoridades declararon a Hermanos Musulmanes como una organización terrorista a finales de 2013, meses después del derrocamiento de Mursi, incrementando su presión contra el grupo y sus miembros y simpatizantes.

La campaña, dirigida también contra activistas opositores, se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.