El Ejército mexicano guarda silencio en la disculpa del Estado por el asesinato de dos estudiantes a manos de militares

El Ejército mexicano guarda silencio en la disculpa del Estado por el asesinato
REUTERS / DANIEL BECERRIL
Publicado 20/03/2019 21:49:05CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 20 Mar. (Notimérica) -

   El Ejército mexicano ha guardado silencio en el acto de disculpa del Estado por el asesinato de los estudiantes Jorge Mercado y Javier Arredondo a manos de militares en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores (Tec) de la ciudad de Monterrey en 2010.

   Los militares nunca reconocieron la identidad de los jóvenes, calificándoles de sicarios, y además alteraron la escena del crimen y trataron de ocultar sus muertes.

   A día de hoy, el principal reclamo de las familias de las víctimas tiene que ver con que todavía no hay una sentencia contra los procesados, por lo que nadie ha sido condenado, y ningún mando ha sido procesado por los hechos ocurridos. Tres militares permanecen en prisión y otros tres han huido.

   El acto ha estado presidido por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que ha declarado: "A nombre del Estado mexicano, les ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos. Jorge y Javier eran estudiantes de excelencia del Tec de Monterrey. No sicarios", haciendo también referencia a la falta de colaboración por parte del Ejército.

   Por otro lado, el máximo responsable del Ejército en Nuevo Léon, James Pedro Lomán, también presente en el acto, no ha tomado la palabra ni ha transmitido ningún mensaje en nombre de la institución a la que pertenece.

   Entre diciembre de 2006 y diciembre de 2018, el ombudsman mexicano dirigió 125 informes al Ejército por violar los Derechos Humanos y, de estos, 36 son por asesinato, con un total de 83 víctimas. Los investigadores detectaron que en el 94 por ciento de los casos de ejecución extrajudicial, los militares habrían modificado la escena del crimen.

Para leer más