Publicado 03/06/2021 14:26CET

El Ejército de Nigeria asegura haber matado a más de 50 supuestos miembros de Estado Islámico en el noreste del país

Archivo - Soldados nigerianos
Archivo - Soldados nigerianos - KYLE M. ALVAREZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Nigeria ha asegurado este jueves haber matado a más de 50 supuestos miembros de Estado Islámico en África Occidental (ISWA) tras repeler una ofensiva del grupo yihadista contra la ciudad de Damboa, situada en el estado de Borno (noreste).

El portavoz del Ejército nigeriano, Mohammed Yerima, ha indicado en un comunicado que los militares causaron "grandes bajas" a ISWA tras un "ataque fútil" por parte de los yihadistas, que intentaron irrumpir en la ciudad "en múltiples oleadas" con "vehículos blindados y artillados".

"Las valientes tropas derrotaron exitosamente el ataque", ha resaltado, antes de agregar que los yihadistas que sobrevivieron a los combates "huyeron en desbandada bajo un potente fuego por parte de las resilientes tropas y las plataformas de ataque de la Fuerza Aérea".

Asimismo, ha manifestado que varios terroristas suicidas que iban empotrados entre los atacantes "tuvieron que abandonar sus vehículos cargados de explosivos ante la superior potencia de fuego de las tropas, muy motivadas"." Se han recuperado armas y municiones", ha añadido.

Yerima ha subrayado que el jefe del Estado Mayor del Ejército, Faruk Yahaya, "felicita" a las tropas y reitera el compromiso de las Fuerzas Armadas con "poner fin al terrorismo y otros crímenes violentos en el noreste y el resto del país".

Aunque el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, llegó a dar por derrotado a Boko Haram y el Ejército ha intensificado sus acciones en la zona del lago Chad, lo cierto es que tanto la facción que lidera Shekau como ISWA, escisión del grupo, han recrudecido en los últimos meses sus acciones.

De hecho, los ataques, anteriormente centrados en la zona noreste del país --donde operan Boko Haram e ISWA-- se han extendido durante los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste, haciendo saltar las alarmas por la posible expansión de estas redes terroristas y criminales.

Asimismo, han ido al alza los ataques por parte de bandas criminales, que han secuestrado a cientos de personas durante los últimos meses, especialmente en ataques contra centros educativos como el que tuvo lugar durante el fin de semana en el estado de Níger (oeste), donde fueron raptados cerca de 200 alumnos.

Contador