Publicado 12/02/2021 13:31CET

El Ejército de RCA toma una ciudad en la frontera con Camerúne en su ofensiva contra los rebeldes de la CPC

El presidente de República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra
El presidente de República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de República Centroafricana (RCA) ha anunciado que el Ejército ha recuperado el control de la ciudad de Beloko, situada cerca de la frontera con Camerún, en el marco de su ofensiva contra los rebeldes integrados en la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC).

"Tras las localidades de Boali, Bossembelé, Bossemptélé, Yaloké y Bouar, las Fuerzas Armadas y los aliados rusos y ruandeses han liberado la localidad de Beloko, abriendo la ruta nacional hasta Camerún", ha dicho el Ejecutivo.

Asimismo, ha agregado en su mensaje, publicado en su cuenta en la red social Facebook, que las fuerzas de seguridad están "garantizando la seguridad" de Bambari y que el Ejército y "sus socios" avanzan hacia Ippy. "La reconquista continúa", ha remachado.

El primer ministro centroafricano, Firmin Ngrebada, ha felicitado a través de su cuenta en Facebook a las tropas gubernamentales y a los "aliados" por la toma de Beloko. "A través de esta postura garantizaremos, a partir de ahora con total seguridad, el tráfico de personas y mercancías en el eje Bangui-Beloko en ambos sentidos", ha añadido.

Asimismo, el ministro de Comunicación de RCA, Ange-Maxime Kazagui, ha recalcado que Beloko era "un objetivo" para permitir reabrir la autovía y lograr así el reinicio de las exportaciones. En este sentido, ha recalcado que las autoridades mantendrán "una presencia fuerte" para "evitar cualquier otro ataque".

Kazagui ha puntualizado que el reinicio del tráfico comercial "dependerá de muchas cosas". "No puedo decir si será mañana, pasado mañana o dentro de tres días", ha añadido, tal y como ha recogido la emisora Radio France Internationale.

Por otra parte, fuentes de seguridad citadas por el portal centroafricano de noticias Ndjoni Sangó han resaltado que las tropas gubernamentales han tomado también con apoyo de las fuerzas rusas y ruandesas la localidad de Cantonnier, también en la frontera con Camerún.

En este sentido, han recalcado que la toma de Cantonnier liberaría totalmente la ruta que conecta la capital con Garoua y Boulaye, que supone el principal eje de importación de bienes de Bangui. Esta carretera llevaba cerca de un mes en manos de la CPC.

Por otra parte, Valeri Zajarov, asegor de Seguridad Nacional de la Presidencia de RCA, ha resaltado "la responsabilidad del Gobierno de mantener un diálogo con todas las fuerzas de RCA" en el marco del acuerdo de paz de 2018 y ha criticado que "esta buena voluntad" provocó que "criminales y milicianos opositores mostraran sus verdaderos colores".

UNA 'LÍNEA ROJA'

En este sentido, ha hecho hincapié a través de un comunicado en que "RCA tiene una ley que debe proteger a toda la población del país" y ha agregado que "ni un grupo armado ni un bandido debe tener descanso, en un momento difícil para el país".

"Ciertos grupos político-militares han cruzado la 'línea roja', se han negado a cumplir los términos de los acuerdos de Jartum y no pueden formar parte de este proceso político", ha manifestado, antes de agregar que "los jefes de estas facciones deben ser detenidos".

"Pido a los miembros de los grupos armados: el único asunto para vosotros es rechazar a vuestros dirigentes y entregaros a las fuerzas del orden. La paz llegará a RCA y el desarrollo comenzará, Los ciudadanos de este bello país lo merecen", ha zanjado Zajarov.

La CPC aceptó el 2 de febrero la propuesta de alto el fuego presentada por los países de los Grandes Lagos y Chad, tras la ofensiva que lanzaron en diciembre en plena polémica por las elecciones, según confirmó el portavoz militar de la coalición, Abakar Sabome.

Los rebeldes, que lanzaron en diciembre una ofensiva en plena crisis electoral, anunciaron además el martes la apertura de un "corredor humanitario" que conecte Garoua-Boulai con la capital, ante el empeoramiento de la situación humanitaria en RCA.

LA CRISIS EN RCA

Las tensiones han repuntado de forma drástica a raíz de la decisión del 3 de diciembre del Constitucional de descartar la candidatura del expresidente François Bozizé, quien regresó al país a finales de 2019 para volver a ser candidato a la Presidencia, cargo que abandonó en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Inmediatamente después de la decisión surgieron informaciones sobre reuniones mantenidas por Bozizé con diversos grupos armados, incluidos antiguos integrantes de Séléka y los 'antibalaka' --unas milicias de mayoría cristiana que surgieron en respuesta a los abusos de los integrantes de Séléka--, lo que llevó a las autoridades a acusarle de intentar fomentar un golpe de Estado.

Sin embargo, el Kwa Na Kwa (KNK) de Bozizé rechazó el jueves que el expresidente esté detrás de la formación de la CPC y de las acciones de la misma, si bien ha reconocido que "declaró su apoyo" a los rebeldes. Pese a ello, incidió en que "el KNK refuta las acusaciones de colusión con los grupos armados".

Las elecciones fueron celebradas a pesar de la ofensiva rebelde y de las reclamaciones de la oposición sobre un aplazamiento, rechazado por el Constitucional. La alianza opositora Coalición de Oposición Democrática 2020 (COD-2020) se ha negado a reconocer los resultados y ha denunciado irregularidades en la votación, si bien ha condenado la ofensiva de la CPC.