Publicado 22/06/2020 16:18CET

El Ejército de Túnez se despliega en Tatauine tras los enfrentamientos durante una huelga por la represión policial

Túnez.- El Ejército se despliega en Tatauine tras los enfrentamientos durante un
Túnez.- El Ejército se despliega en Tatauine tras los enfrentamientos durante un - Khaled Nasraoui/dpa - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Túnez se ha desplegado este lunes en varios puntos de la localidad de Tatauine, en el sur del país, tras una serie de enfrentamientos durante una huelga convocada por la represión policial en el marco de una serie de protestas durante las últimas semanas por la crisis económica.

Según las informaciones recogidas por la emisora tunecina Mosaique FM, las fuerzas de seguridad se han retirado de la zona centro de la ciudad, mientras que el Ejército se ha desplegado en diversos puntos y edificios gubernamentales.

Los enfrentamientos han estallado durante una jornada de protesta por los arrestos efectuados el domingo en una sentada en El Kamur en protesta por la crisis económica, si bien todos ellos han sido liberados durante la jornada, según ha confirmado la Unión General de Trabajadores de Túnez (UGTT).

Así, los incidentes han tenido lugar principalmente cerca de la comisaría y la calle principal en el centro de la ciudad, según la citada emisora, que ha apuntado que la situación es de "calma precaria" en la zona, si bien por el momento no hay informaciones sobre heridos.

La huelga fue convocada por la Unión Regional del Trabajo (URT) de Tataunine, vinculada a la UGTT, por la intervención policial contra la sentada, al considerar que "esta agresión constituye un atentado contra la credibilidad de la organización sindical".

En respuesta, el gobernador de la provincia, Adel Uergui, defendió las detenciones y manifestó que el objetivo era abrir las carreteras cortadas por los manifestantes y reiniciar las actividades económicas, tal y como ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

La sentada lleva activa semanas para pedir a las autoridades que cumplan su promesa de 2017 para dar puestos de trabajo en el sector del petróleo y el gas a miles de desempleados, una protesta en la que han impedido que camiones entraran en las instalaciones de El Kamur.

La promesa fue formulada en 2017 tras una protestas que se sucedieron durante tres meses en la zona y que se saldaron con un acuerdo entre el Gobierno y los manifestantes --mediado por la UGTT-- para invertir fondos en la zona y dar trabajo a los residentes.

Más de nueve años después del levantamiento popular que derrocó a Zine el Abidine ben Alí, propiciadas precisamente por las malas condiciones de vida en Túnez, las regiones del centro y el sur aún son escenario de protestas por la crisis económica.