¿Cómo es el Ejército de Venezuela y qué capacidad tiene para enfrentar una posible intervención militar de EEUU?

Publicado 17/02/2019 19:52:16CET
REUTERS / MARCO BELLO - Archivo

   CARACAS, 17 Feb. (Notimérica) -

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha repetido en varias ocasiones que la intervención militar en Venezuela "es una opción", como ya indicó también su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, si el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, no abandona el poder.

   Por su parte, Maduro avisó a EEUU de que en el caso de que intervenga militarmente en la nación caribeña podría enfrentarse a "un nuevo Vietnam", al tiempo que ha subrayado que los militares y "milicianos" están entrenados y armados para defender el país.

   La tensión se ha disparado en Venezuela desde el pasado 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato que ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional reconocen por considerar que es fruto de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo, no democráticas.

   En respuesta, el presidente de la Asamblea Nacional, el líder opositor Juan Guaidó, se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero, en un movimiento que han reconocido Estados Unidos, Canadá, la mayoría de países latinoamericanos y numerosos países europeos, incluido España.

   Pese a que EEUU se ha cuidado hasta ahora de llevar sus advertencias más allá de las palabras, las miradas se centran en el Ejército venezolano, ya que son ellos quienes tienen la clave para mantener a Maduro en el poder o derrocarlo.

¿QUIÉNES FORMAN EL EJÉRCITO DE VENEZUELA?

   De acuerdo con los datos del Ministerio de Defensa, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cuenta con entre 95.000 y 150.000 integrantes, cifra a la que habría que sumar los miembros de la Milicia Nacional, un cuerpo paralelo que ha sido descrito como paramilitar por los detractores del gobierno, y formado por voluntarios que asumen diversas funciones al servicio del Estado.

   Estos milicianos reciben adiestramiento en el manejo de armas y están equipados con viejos fusiles que en su día se utilizaron en el Ejército.

   La Milicia Nacional se basa en la premisa de la "unión cívico-militar", acuñada en su día por el fallecido presidente Hugo Chávez, por la que toda la sociedad debe complementar el esfuerzo del Ejército en "la defensa de la nación".

   Así, el presidente venezolano ha mantenido la apuesta por la Milicia pese a las denuncias de que su implantación supone una militarización de la vida civil. El pasado mes de enero anunció que para el próximo mes de abril se habrá llegado a los dos millones de milicianos.

   Además, también forman parte de las fuerzas armadas los miembros de la Guardia Nacional, un cuerpo militar con funciones de orden público y seguridad ciudadana muy familiar para los venezolanos, ya que la Guardia Nacional es quien con más frecuencia vigila las calles y carreteras del país.

¿CON QUÉ ARMAMENTO CUENTA?

    Gracias al auge de los ingresos petroleros de la primera década del siglo XXI, Caracas emprendió una ambiciosa renovación de las Fuerzas Armadas que tuvo a Rusia y a China como principales proveedores.

   Rusia suministró durante años varios modelos de aviones y helicópteros, así como tanques y unidades de artillería.

   Pero la gran aportación rusa a la capacidad militar de Venezuela fue la venta de los cazas Su-30Mk2, según los expertos, un aparato capaz de competir con los más avanzados aviones de combate estadounidenses gracias a su potencia de fuego, maniobrabilidad y prestaciones.

   A esto se suma, que China entregó radares que permitieron establecer lo que el portal especializado 'Infodefensa' describiera como "el mejor sistema de defensa aeroespacial de la región latinoamericana".

¿PODRÍAN RESISTIR UNA INTERVENCIÓN DE EEUU?

   Esta es la pregunta que la mayoría de líderes europeos y latinoamericanos se hacen, si el Ejército venezolano podría aguantar una posible intervención militar por parte de EEUU.

   El experto en Defensa y Política Exterior del centro de análisis Cato Institute, Ted Galen Carpenter, en una entrevista para 'BBC Mundo', indicó que "aunque hay informaciones que apuntan a la división interna, al menos algunas unidades combatirían una intervención estadounidense".

   Aunque no pudo ser muy concreto sobre cuán firme podría ser esa resistencia: "Eso es lo que la inteligencia estadounidense seguramente está tratando de descubrir, pero averiguarlo no es tan fácil".

   Sin embargo, todos parecen ser conscientes que una guerra en Venezuela costaría mucho dinero, y sobretodo, costarían muchas vidas. Hasta día de hoy, el cerco del Gobierno estadounidense a Maduro se ha ceñido a lo estrictamente diplomático y Trump, pese a sus declaraciones, sigue reticente a comprometer tropas estadounidenses en misiones en el exterior.

Para leer más