Publicado 27/10/2021 11:37CET

Electrolux anticipa más subidas de precios para compensar costes tras ganar un 13,6% menos hasta septiembre

Archivo - Electrolux crea el primer frigorífico hecho de bioplástico
Archivo - Electrolux crea el primer frigorífico hecho de bioplástico - ELECTROLUX - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fabricante sueco de electrodomésticos Electrolux se anotó un beneficio neto de 4.082 millones de coronas (408 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2021, lo que representa una caída del 13,6% respecto del resultado contabilizado en el mismo periodo de 2020, según ha informado la multinacional, que anticipa más subidas de precios para compensar los mayores costes.

"El precio es nuestra principal herramienta para compensar la inflación de costes", señaló el presidente y consejero delegado de Electrolux, Jonas Samuelson, quien anticipó que, tras las subidas de precios aplicadas en el tercer trimestre, la compañía está en proceso de anunciar nuevos aumentos de precios en sus principales mercados para compensar la aceleración de costes también en 2022.

"Seguimos teniendo una estrecha colaboración con los proveedores para mitigar la escasez de suministro global, pero estimamos que el cuarto trimestre será aún más desafiante que el tercero y, aunque anticipamos mejoras secuenciales en 2022, esperamos que se mantengan las condiciones difíciles para satisfacer la fuerte demanda", advirtió.

En los nueve primeros meses de 2021, Electrolux elevó un 10% sus ingresos netos respecto del mismo periodo de 2020, hasta alcanzar los 90.258 millones de coronas (9.033 millones de euros).

Los ingresos del fabricante escandinavo aumentaron un 9,8% en Europa, hasta 35.262 millones de coronas (3.529 millones de euros), mientras que en Norteamérica crecieron un 5,6%, hasta 29.512 millones de coronas (2.954 millones de euros); un 24,3% en Latinoamérica, hasta 14.208 millones de coronas (1.422 millones de euros), y un 6,6% en Asia Pacífico y África, con 11.275 millones de coronas (1.128 millones de euros).

Entre julio y septiembre, la compañía sueca obtuvo un beneficio neto de 1.143 millones de coronas (114 millones de euros), un 51,5% menos que en el tercer trimestre de 2020, mientras que sus ingresos netos sumaron 30.929 millones de coronas (3.095 millones de euros), un 3,3% menos.

La multinacional explicó que las limitaciones de la cadena de suministro dieron lugar a dificultades para satisfacer la demanda subyacente del mercado, mientras que el tercer trimestre del año pasado se benefició de una importante recuperación, impulsada principalmente por la demanda reprimida y los programas de estímulo gubernamentales. De este modo, en comparación con el tercer trimestre de 2019, el crecimiento de las ventas fue del 15%.

En este sentido, añadió que las ventas netas se mantuvieron prácticamente sin cambios en el trimestre y la caída de los volúmenes se compensó con subidas de precios, señalando que las restricciones de la cadena de suministro, principalmente en la disponibilidad de componentes electrónicos, tuvo un impacto adverso en la producción de aproximadamente un 10% en el trimestre.

"En 2021 estamos en camino de compensar completamente el viento en contra de factores externos y los aumentos de los costes en los componentes electrónicos y logística, tal como lo hemos hecho hasta ahora durante el último período de cuatro años", indicó Jonas Samuelson.