Publicado 27/04/2020 21:11:21 +02:00CET

El ELN anuncia que no prorrogará el alto el fuego unilateral y que retomará en mayo sus operaciones en Colombia

Guerrillero del ELN
Guerrillero del ELN - CARLOS VILLALON/GETTY - Archivo

"No ve voluntad" por parte del Gobierno para reiniciar el proceso de paz y pide la vuelta de su delegación

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la principal guerrilla activa en Colombia, ha anunciado este lunes que pondrá fin el 30 de abril a su alto el fuego unilateral ante la postura "guerrerista" del Gobierno y ha recalcado que reiniciará sus operaciones a partir de esa fecha.

"El Ejército de Liberación Nacional informa que el cese el fuego unilateral activo realizado como gesto al país, culmina el día 30 de abril a las 24 horas", ha dicho la guerrilla en un comunicado.

Asimismo, ha destacado que "instituciones imparciales que hicieron seguimiento al cese, dan cuenta que el ELN cumplió con lo comprometido", al tiempo que ha criticado que el Ejecutivo no haya seguido sus pasos y declarado un alto el fuego "ante la tragedia humanitaria que está padeciendo el pueblo colombiano".

"Fue desafortunado que el Gobierno de (el presidente, Iván) Duque no hubiese respondido de manera recíproca ni escuchado las propuestas que hicimos para avanzar en la búsqueda de la paz", ha señalado.

En esta línea, ha indicado que "no ve voluntad" del Ejecutivo para retomar el proceso de paz en Cuba y ha defendido que su delegación "retorne a los campamentos con todas las garantías y condiciones de seguridad pactadas con el Estado colombiano, con la presencia de países garantes, como es de conocimiento del secretario general de la ONU".

La guerrilla ha criticado que el Gobierno ha estado "interesado" en "sacar ventaja del cese unilateral" y ha denunciado que "mantuvo y realizó operaciones conjuntas con los paramilitares para ganar mayor control territorial y continuó con su plan de asesinatos de dirigentes sociales".

"No queda duda en la forma cómo utiliza la pandemia para instaurar un estado de sitio permanente, negando los derechos y todas las garantías políticas y sociales de los colombianos", ha argüido.

En este sentido, ha resaltado que "el Gobierno no está brindando la atención sanitaria contra la pandemia" y que "ha obligado a la población a permanecer encarcelados en sus casas, pero no garantiza los recursos básicos para su subsistencia".

El Comando Central del ELN ha sostenido que "el Gobierno 'uribista' endeuda más al país" durante la pandemia, "favoreciendo a los grandes empresarios, mientras a la población le responde con mayor represión".

"Nuestro reconocimiento a todos aquellos que valoraron nuestro gesto y realizan ingentes esfuerzos para que Colombia pueda alcanzar la paz con justicia social", ha remachado.

LA DECLARACIÓN DEL ALTO EL FUEGO

El ELN declaró el alto el fuego unilateral desde el 1 de abril en respuesta al llamamiento del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, para facilitar la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, el Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Miguel Ceballos, acusó el 7 de abril al ELN de violar la tregua unilateral a raíz de unos enfrentamientos registrados en el departamento de Chocó con la organización criminal del Clan del Golfo.

Ceballos reiteró entonces que, de cara a un reinicio de las conversaciones de paz, la guerrilla debe cumplir las condiciones fijadas por el Gobierno: que "cese permanentemente sus actividades ilegales, entregue a todos los secuestrados y desactive las minas antipersona".

El ELN expresó además a mediados de abril su rechazo al nombramiento de los exguerrilleros 'Francisco Galán' y 'Felipe Torres' como "promotores de paz" al considerar que ahora son "funcionarios" del Gobierno de Duque.

El último diálogo de paz con el ELN, que comenzó en febrero de 2017 con el Gobierno de Juan Manuel Santos, se rompió dos años después, ya con Duque en la Presidencia, tras el atentado perpetrado por la guerrilla contra una escuela de cadetes de Bogotá, que se saldó con 22 muertos y cerca de 90 heridos.

Contador