El ELN da una prueba de vida de un empleado público secuestrado en marzo en Arauca

Guerrilleros del ELN
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Publicado 11/08/2018 13:09:32CET

   BOGOTÁ, 11 Ago. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha difundido a modo de prueba de vida un vídeo del contratista José Leonardo Ataya, una de las muchas personas que la guerrilla colombiana ha secuestrado en los últimos meses y que, según ha declarado, está dispuesta a liberar bajo ciertas condiciones.

   "Hoy estamos a 20 de julio de 2018", dice Ataya, gerente de la empresa municipal de servicios públicos del departamento colombiano de Arauca. "Este mensaje es para decirle a mi familia que estoy bien físicamente, que no he recibido ningún tipo de maltrato, que me estoy alimentando bien y que me están tratando bien", explica.

   Ataya ha enviado un mensaje a sus hijos --"Espero que estén estudiando-- y a su mujer, a la que ha pedido "que sea muy fuerte, que sea una berraca, como siempre". También se ha dirigido a su padre para pedirle que "no desampare" a su familia, según informa 'El Espectador'.

   El empleado público fue capturado por el ELN el pasado mes de marzo, si bien en estos meses se le han sumado nuevos rehenes. Solo en la última semana, el grupo armado ha secuestrado a cuatro militares, tres policías y dos civiles en zonas rurales de Arauca y Chocó.

   Los insurgentes emitieron el viernes un comunicado en el que afirmaban que estaban dispuestos a entregar a los rehenes a una comisión humanitaria integrada por Naciones Unidas, la Iglesia Católica, "garantes y delegados de las dos partes", conforme a unos protocolos de actuación para la misma pactados por las partes en conflicto.

   "Esperamos que las operaciones del Ejército estatal que están en curso en las zonas donde hemos hecho estas detenciones no coloquen en peligro la vida de los detenidos y que no tengan el propósito de adelantar un rescate por la fuerza", añadió el ELN.

   El nuevo presidente de Colombia, que tomó posesión el miércoles, ha contestado que "si el ELN tiene verdadera voluntad de desmovilización, desarme y reinserción, debe liberar a los secuestrados de manera rápida y sin condiciones". "No voy a aceptar, como presidente de los colombianos, que se nos intimide con el secuestro", ha dicho Iván Duque.

   Duque anunció en su discurso de investidura que se tomará 30 días para analizar el diálogo de paz con el ELN, iniciado por su antecesor, Juan Manuel Santos, y decidir si lo cancela o continúa. Antes de llegar a la Casa de Nariño avanzó que el ELN debía concentrarse en un zona concreta del territorio colombiano como condición 'sine qua non'.

   Las conversaciones de paz, que comenzaron en Quito y ahora se desarrollan en La Habana, apenas han avanzado. Su mayor logró fue una tregua vigente entre el 1 de octubre y el 9 de enero a la que siguió una ola de atentados que obligó a suspender el diálogo. Desde entonces, las partes han intentado sin éxito pactar un segundo alto el fuego.