Actualizado 15/09/2015 9:08:49 +00:00 CET

La Embajada de México en Egipto dice que hay seis mexicanos desaparecidos tras el ataque

MÉXICO DF, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El embajador de México en Egipto, Jorge Álvarez Fuentes, ha indicado este lunes que hay seis mexicanos desaparecidos tras el ataque de las fuerzas de seguridad egipcias contra un grupo de turistas del país norteamericano, en un incidente que ha dejado, además, dos víctimas mortales y seis heridos entre los ciudadanos mexicanos.

   El incidente tuvo lugar cuando las fuerzas egipcias abrieron fuego contra vehículos en los que viajaba un grupo de turistas, en una zona desértica del oeste del país. En total, murieron doce personas y otras diez resultaron heridas, según las autoridades locales, que identificaron en un primer momento como mexicanos a ocho de los fallecidos.

   Por el momento, el Gobierno de México sólo ha confirmado la muerte de dos compatriotas y afirma que otros seis sufrieron heridas, aunque no ha escatimado críticas a las autoridades de Egipto. El presidente, Enrique Peña Nieto, ha asegurado que este "trágico y lamentable hecho", sin precedentes, ha "consternado" a todo el país, según informa el diario 'Milenio'.

   "Había un grupo de 14 turistas mexicanos, pero desconocemos el paradero de otros seis mexicanos. Estamos buscando obtener información y poder corroborar el paradero y ubicar dónde se encuentran los seis mexicanos faltantes", ha detallado el embajador mexicano a última hora de este lunes.

   El diplomático ha indicado que los heridos son Marisela Rangel Dávalos; Carmen Susana Calderón Gallegos; Patricia Elizabeth Velarde Calderón; Juan Pablo García Chávez; Gretel Overjage Chávez y Colette Gaxiola Insulza; mientras que las personas fallecidas son Luis Barajas Fernández y María de Lourdes Fernández Rubio.

   El grupo de 22 turistas había aparcado sus vehículos todo terreno a un lado de la ruta para hacer una barbacoa en el oasis de Bahariya, localizado en el desierto occidental egipcio, cuando miembros de las fuerzas armadas comenzaron a dispararles al confundirles con terroristas.