Empieza la campaña electoral para Evo Morales con los peores sondeos, ¿conseguirá una cuarta reelección?

Publicado 27/05/2019 23:37:35CET
REUTERS / CARLOS JASSO - Archivo

   LA PAZ, 27 May. (Notimérica) -

   El mandatario de Bolivia, Evo Morales, ha iniciado este lunes la campaña electoral más difícil de su carrera política hasta el momento, y con la que tratará de conseguir su cuarta reelección como presidente de la nación. El próximo mes de octubre, miles de boliviano saldrán a las calles para decidir la cabeza de la próxima legislatura, la cual a día de hoy no pronostica un buen futuro para Morales.

   Por primera vez, los sondeos electorales no pronostican su victoria en el caso de que se de una segunda vuelta, lo que implicaría que Morales debe imponerse en una primera y única vuelta de querer ganar las elecciones. Este hecho requiere que su candidatura se haga con al menos 40 por ciento de los votos y una ventaja igual a superior a 10 puntos sobre el segundo candidato más votado, tal y como recoge el diario 'El País'.

   Las camapañas electorales desde la llegada de Morales a la Presidencia de Bolivia han sido criticadas, por un parte, por la proximidad del Tribunal Electoral con el Gobierno, y por otro por el uso por parte de este de los recursos estatales para propaganda. Sin embargo, hasta el momento parece que ninguna de las dos cosas le había llevado a perder los comicios.

   Sin embargo, en esta ocasión se ha registrado cierta debilidad del presidente en las encuestas. El último sondeo, publicado por el periódico 'La Razón', se refleja un 16 por ciento de indecisión y una intención de voto del 38 por ciento para Morales, frente al 27 por ciento del expresidente Carlos Mesa, quien además es favorito de las grandes ciudades, indica el citado diario. Otros estudios indican que, a menores ingresos y mayor edad de los votantes, más se inclinan por el Movimiento al Socialismo (MAS), mientras que los más acomodados y jóvenes se decantan por la oposición.

   Al mismo tiempo, y a pesar del crecimiento económico del país en 2018 (un 4,2 por ciento), existe un desencanto social con el presidente justificado en la extensa temporalidad de su mandato. Los últimos 14 años han sido esclusivamente de Morales, y en los últimos tiempos se ha sentido cierta percepción de corrupción. Asimismo, las operaciones que el presidente ha realizado para poder habilitarse nuevamente como candidato este año, pese a que la Constitución lo prohibía hasta diciembre de 2017.

   El rechazo hacia los resultados obtenidos en el referéndum sobre su posible candidatura, los cuales no se tuvieron en cuenta y ha llevado a la oposición --dividida en ocho frentes-- a considerar "ilegítima" tanto la candidatura de Morales como un posible nuevo Gobierno del actual presidente, indica 'El País'.

   La campaña está por delante, y de esta puede depender el cambio de percepción social sobre Evo, quien podría volver a gobernar.

Para leer más