Enfrentamientos entre manifestantes y policías en Baltimore

Actualizado 26/04/2015 12:27:06 CET
Un manifestante se enfrenta a un policía en Baltimore
Foto: SAIT SERKAN GURBUZ / REUTERS

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Miles de personas se han manifestado este sábado en Baltimore en protesta por la muerte del afroamericano Freddie Gray, de 25 años, cuando estaba bajo custodia policial, en una jornada en la que ha habido enfrentamientos con la Policía y varias escenas de caos.

   En una manifestación mayoritariamente pacífica, los asistentes han recorrido las calles de Baltimore para protestar por lo que consideran un último caso de brutalidad policial tras la muerte de Gray, que sufrió una lesión fatal en la espina dorsal al ser esposado y trasladado en una camioneta por la Policía local.

   Sin embargo, se han producido pequeños enfrentamientos y escenas de caos, cuando varios manifestantes han roto un escaparate y han dañado coches de policía, según ha recogido 'The New York Times'. Por su parte, las fuerzas de seguridad han irrumpido en estas aglomeraciones y realizado varias detenciones.

   Horas antes de estos sucesos, había tenido lugar una marcha pacífica en la que una multitud ha recorrido las calles pidiendo justicia para Gray. A la protesta han acudido varias personas procedentes de Nueva York y Ferguson, localidades donde se han producido sucesos similares.

   Horas después, la multitud se ha aglomerado en la plaza principal de Baltimore. En ese momento, un grupo de un centenar de manifestantes se ha separado y ha lanzado botellas, latas y basura a las fuerzas de seguridad, además de romper los escaparates de varios comercios.

   Desde la muerte de Gray hace una semana, se han sucedido las manifestaciones en una ciudad con mayoría de población afroamericana. Las autoridades se han comprometido a investigar lo sucedido y por el momento se han suspendido a seis oficiales.

   La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, aseguró entender la frustración de los manifestantes, en un intento por rebajar la tensión. "La familia del señor Gray merece justicia y nuestra comunidad necesita una oportunidad para sanar sus heridas, para mejorarse y me aseguraré de que algo como esto no vuelva a suceder", afirmó.