Publicado 16/03/2021 14:51CET

Enria (BCE) insta a los bancos europeos a mejorar y acelerar la identificación de préstamos fallidos

Archivo - El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria.
Archivo - El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria. - BCE - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Andrea Enria, ha instado a los bancos europeos a que mejoren y aceleren la identificación temprana de los préstamos fallidos (NPL, por sus siglas en inglés), debido a los consecuencias negativas que podría tener una gestión tardía.

"Una de las lecciones de la gran crisis financiera [la de 2008] es que el deterioro en la calidad de los activos, si no se gestiona de forma activa en las etapas tempranas de una crisis, lleva a un serio deterioro de la capacidad de préstamo del sector bancario, con efectos macroeconómicos severamente adversos", ha indicado Enria durante su intervención en una conferencia celebrada por Morgan Stanley.

El italiano ha recomendado a las entidades europeas que identifiquen en una etapa temprana los posibles "problemas fundamentales de solvencia" y que gestionen sus exposiciones de manera proactiva. Una posible vía de solución sería trabajar con los clientes con problemas para encontrar una solución funcional "para devolverles a una senda sostenible o para activar una salida anticipada".

"La fortaleza y la calidad de la recuperación tras la pandemia no depende solo de las cantidades de crédito disponibles, sino también en la capacidad de los bancos de canalizar la financiación hacia negocios sostenibles a través de políticas de precios y gestión del riesgo adecuadas", ha apostillado el máximo supervisor bancario de la zona euro.

Enria ha indicado que el trabajo del Consejo de Supervisión ha entrado en una etapa "muy granual" del análisis crediticio. El organismo está revisando en profundidad la clasificación de activos y los argumentos de los bancos para provisionar capital para afrontar pérdidas.

En este sentido, Enria ha alertado de que "algunos bancos" no han cumplido las expectativas planteadas por el BCE en sus comunicaciones sobre gestión de créditos, por lo que "algunas brechas necesitan ser atajadas".

"Es particularmente preocupante el gran porcentaje de exposiciones que han sido transferidas directamente desde la etapa uno (rindiendo) a la etapa tres (fallido) sin haber pasado por la etapa dos (bajo rendimiento). Esto podría sugerir que los sistemas de alerta temprana son inefectivos", ha apostillado Enria.

El supervisor ha indicado que es "crucial" que los bancos reconozcan el deterioro del crédito "sin retraso", y ha recordado que existe un "amplio margen" disponible para la absorción de pérdidas en la zona euro, sobre todo debido a los colchones ('buffers') activados por el BCE y que son válidos hasta, al menos, finales de 2022.

Enria también ha criticado que, pese a que los bancos han estado reduciendo gastos operativos durante el último año, no han cometido apenas ahorros de costes. Debido a esto, ha instado a los bancos a aplicar las lecciones de digitalización aprendidas durante la pandemia y a seguir usando la consolidación para "facilitar la salida ordenada de un mercado de los actores que no tienen modelos de negocio sostenibles".