Publicado 27/10/2020 19:05CET

El enviado de EEUU a Afganistán advierte de que "la ventana para un acuerdo político no estará abierta para siempre"

AMP.- Afganistán.- EEUU advierte de que los talibán no aceptarán un alto el fueg
AMP.- Afganistán.- EEUU advierte de que los talibán no aceptarán un alto el fueg - Michael Brochstein/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El representante especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha realizado este martes un viaje a Qatar "decepcionado" por el aumento de la violencia en el país y ha advertido de que "la ventana para lograr un acuerdo político no estará abierta para siempre".

Khalilzad ha sostenido que regresa "decepcionado" a la región porque "pese a los compromisos para rebajar la violencia, esto no ha ocurrido". "La intransigencia y la negativa a abandonar la enemistad, aceptar a los conciudadanos y lograr un acuerdo sobre una fórmula para la cooperación y competición política sostienen la guerra", ha lamentado.

El representante especial de Estados Unidos ha denunciado además que "los afganos mueren en altas cifras y los saboteadores internacionales están usando a los afganos como carne de cañón para sus objetivos ilegítimos". "El derramamiento de sangre debe parar", ha agregado.

"Los afganos necesitan virar hacia el desarrollo, en lugar de la destrucción, la estabilidad, en lugar del caos, el perdón, en lugar de la venganza, y el compromiso, en lugar de la falta de flexibilidad", ha remachado.

El Departamento de Estado ha indicado en un comunicado que Khalilzad viajó el lunes a la capital de Noruega, Oslo, desde donde se ha desplazado a Doha, que acoge las conversaciones entre las delegaciones del Ejecutivo afgano y los insurgentes.

En la capital qatarí "se reunirá con los equipos negociadores" para abordar las discusiones sobre una reducción de la violencia y "presionará a ambas partes para que hagan frente al reciente incremento de la violencia que los afganos de todo el país se ven forzados a soportar".

"Demasiados afganos están muriendo. Las partes necesitan urgentemente un acuerdo para una reducción de la violencia que lleve a un alto el fuego permanente y exhaustivo. Junto a los socios internacionales, Khalilzad presionará a los equipos negociadores para que aceleren sus esfuerzos y acuerden una 'hoja de ruta' política que ponga fin a los 40 años de guerra en Afganistán", ha señalado.

En este sentido, el Departamento de Estado ha subrayado que "las partes deben pasar de los procedimientos a las negociaciones sustanciales" y ha recalcado que "la asistencia estadounidense e internacional sigue disponible a todas las partes".

A pesar del proceso de diálogo y del acuerdo de paz firmado el 29 de febrero con Estados Unidos, los talibán se niegan a declarar un alto el fuego y han aumentado los ataques contra las fuerzas de seguridad afganas en los últimos meses.

Asimismo, los talibán han acusado a Estados Unidos de violar el histórico acuerdo de paz del 29 de febrero con sus bombardeos, si bien Washington ha destacado que actúa en línea con el mismo y en defensa de las fuerzas de seguridad, al tiempo que ha criticado a los talibán por su incremento de los ataques en el país.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha señalado durante la jornada que la cifra de civiles muertos y heridos durante los primeros nueve meses del año es un 30 por ciento menor que la registrada en el mismo periodo de 2019, si bien el balance no ha mejorado tras el inicio de las conversaciones de paz.