Publicado 23/09/2021 17:56CET

El enviado especial de EEUU para Haití dimite en protesta por la "inhumana" deportación de miles de haitianos

Archivo - Labores de rescate tras el terremoto en Haití
Archivo - Labores de rescate tras el terremoto en Haití - DAVID DE LA PAZ / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Estados Unidos para Haití, Daniel Foote, ha presentado su dimisión este jueves al secretario de Estado, Antony Blinken, argumentando que no quiere verse vinculado con la "inhumana y contraproducente decisión de deportar a miles de refugiados haitianos" de la frontera entre el país norteamericano y México.

En una carta, recogida por medios haitianos y estadounidenses, Foote ha criticado que la política de Estados Unidos respecto a Haití es "profundamente defectuosa" y ha lamentado que sus recomendaciones respecto al país han sido "ignoradas".

Foote, que fue nombrado como enviado especial para Haití en julio, ha recordado a Blinken que el país está "destrozado" debido a la pobreza, el crimen, la corrupción gubernamental y la carencia de recursos humanitarios. A su juicio, el "colapsado Estado es incapaz de proporcionar seguridad o servicios básicos y más refugiados alimentarán más desesperación y el crimen".

"La ciudadanía de Haití simplemente no puede asistir al influjo forzado de miles de migrantes retornados carentes de alimentos, refugio y dinero sin una tragedia humanitaria más", ha agregado, recalcando que esta sería "evitable".

"Los haitianos necesitan asistencia inmediata para restaurar la capacidad del Gobierno para neutralizar a las bandas y restaurar el orden con la Policía", ha continuado Footer, que ha insistido en que se logre un acuerdo entre actores sociales y políticos, con apoyo internacional, para lograr un camino pautado hacia la elección del próximo presidente y Parlamento y ha subrayado que la ciudadanía debe tener la oportunidad de seguir "su propio camino".

"No creo que Haití pueda disfrutar de estabilidad hasta que sus ciudadanos tengan la dignidad de verdaderamente poder elegir a sus propios líderes de forma justa y aceptable", ha señalado.

De forma paralela, ha aludido al comunicado que la Embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe y otras legaciones emitieron para apoyar al "no electo" y primer ministro "'de facto'", Ariel Henry. "La arrogancia de creer que debemos elegir al ganador, de nuevo, es impresionante", ha señalado, antes de subrayar que el "ciclo de intervenciones políticas" en Haití ha mostrado "catastróficos resultados sistemáticamente".

En este sentido, ha considerado que más impactos negativos en Haití tendrán consecuencias "calamitosas", no sólo para el país, sino también para Estados Unidos y el resto de países del hemisferio.

Estados Unidos deportará a miles de haitianos de la ciudad de Del Río, en la frontera entre el país y México, donde se ha llegado a ver la Patrulla Fronteriza a caballo intimidando a los migrantes, incluso capturándolos con un lazo.

Contador