Publicado 09/03/2021 22:16CET

El enviado de la ONU en Sudán recalca la importancia de que se respete el 40 por ciento de mujeres en el legislativo

Archivo - Militar sudanés examina la destrucción de un arsenal
Archivo - Militar sudanés examina la destrucción de un arsenal - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El enviado de Sudán en la ONU, Volker Perthes, ha recalcado la importancia de un proceso político "inclusivo" en el país que respete la cuota del 40 por ciento de mujeres en el Consejo Legislativo de Transición.

Perthes considera "crítico" que las mujeres ocupen ese porcentaje de los 300 asientos del Consejo como se pactó para garantizar un "apoyo amplio" a la transición política.

"Hay temores que las ganancias conseguidas para los derechos de la mujer en el Documento Constitucional, como la Comisión de Género o el 40 por ciento puedan no convertirse en realidad", ha señalado Perthes en su primera comparecencia como enviado al país africano ante el Consejo de Seguridad.

El enviado también ha señalado la "frustración por la falta de representación" que padece la juventud sudanesa y ha subrayado que para el éxito de la transición "es esencial" incluir a "todos los segmentos de la diversa sociedad sudanesa".

El nuevo Gobierno sudanés se formó en febrero y está compuesto por miembros de la sociedad civil, militares e integrantes de grupos armados.

Según Perthes, el nuevo Gobierno ha sido capaz de llegar a acuerdos en "prioridades nacionales" como las condiciones socioeconómicas, implementar el acuerdo de paz con otros grupos armados, reformar el sector de la seguridad y retomar las negociaciones con los dos grupos que no firmaron la tregua de octubre.

Kholood Jair, experta del 'think tank' Insight Strategy Partners con sede en Jartum, ha señalado que la misión de la ONU tendrá que generar consensos con el Gobierno al tiempo que gestiona las "muy grandes expectativas" que tanto el Ejecutivo como la sociedad tienen depositadas en ella.

Jair ha enfatizado la importancia de la sociedad civil como "un socio clave" en el proceso de transición debido a su rol en el país, cuyo punto álgido serían las protestas que hicieron caer al Gobierno de Omar al Bashir.

"UNITAMS --acrónimo de la misión en Sudán de la ONU-- debería consultar regularmente y con seriedad con diferentes y diversos actores de la sociedad civil a través del país para planificar y hacer sus estrategias durante la transición", ha recomendado.