Publicado 30/05/2024 10:47

ERC y Junts presumen de su "victoria" con la amnistía y fijan el referéndum como su próxima parada

La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, interviene durante un pleno en el Congreso de los Diputados, a 30 de mayo de 2024, en Madrid (España). La Ley de Amnistía afronta hoy en el Pleno del Congreso su última votación parlamentaria, en la qu
La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, interviene durante un pleno en el Congreso de los Diputados, a 30 de mayo de 2024, en Madrid (España). La Ley de Amnistía afronta hoy en el Pleno del Congreso su última votación parlamentaria, en la qu - Eduardo Parra - Europa Press

Rufián reivindica la unidad del independentismo y Nogueras dice que se tienen que "reconstruir" porque está en juego la nación catalana

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana y Junts han sacado pecho este jueves de la aprobación definitiva de la Ley de Amnistía, que ven como una "victoria", pero han dejado claro que con esta medida no se acaba el independentismo y que su próxima parada es el referéndum de autodeterminación en Cataluña.

"Hoy es un día histórico. Hoy no se perdona, hoy se gana una batalla del conflicto que existe desde hace siglos entre la nación catalana y la nación española", ha proclamado la portavoz de Junts, Míriam Nogueras, quien ha incidido en que la amnistía "no es perdón ni clemencia", sino "una victoria democrática y colectiva".

Durante su intervención en el Pleno del Congreso, Nogueras ha explicado que, a su juicio, no se habría llegado a necesitar esta ley si España "hubiese hecho una transición democrática real, especialmente a las cúpulas judiciales" y si PSOE y PP no hubieran "participado activamente la represión". "Esto no se arregla con un PSOE y unos partidos españoles acomplejados", ha avisado, a la vez que ha remarcado que esta no es una "ley de pacificación, sino de reparación".

MENSAJE A LOS JUECES

También ha dejado claro, que tras la aprobación de la amnistía, la lucha independentista continúa y que ahora en Junts están "más preparados" porque tienen el "arma de la razón" y han logrado esta ley y otras conquistas manteniéndose firmes en sus posiciones. A los jueces les ha dicho que ahora "tienen la oportunidad de situar la justicia española al carril de los estándares europeos" porque toda la cúpula judicial sabe que los independentistas no son "terroristas ni delincuentes".

Y también ha hecho "autocrítica": "Ahora toca reconstruirnos porque lo que está en juego es nuestra nación", ha dicho, parafraseando a Carles Puigdemont con el aviso de que nadie se llame a engaño porque esta ley "no resolverá el problema de fondo" y no existe "una receta autonómica para resolver los problemas de Cataluña".

"Lo determinante es el reconocimiento nacional de Cataluña. Seguimos aquí y mientras los catalanes no alcancemos la plena libertad seguiremos luchando. Nos dijeron que no habrá independencia y hoy tenemos más claro que nunca que de ustedes es de quienes menos depende, depende del pueblo de Cataluña", ha zanjado.

ERC NO ESTABA EQUIVOCADA PERO SÍ MUY SOLA

También ha hablado de día "histórico" el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien interpreta la aprobación de la amnistía como una "victoria" pero también como la "primera derrota del régimen del 78", Tras dar las gracias a los principales protagonistas condenados por el 'procés', incluyendo a Puigdemont, por haber liderado "aquel gobierno tan valiente", ha reivindicado la unidad del independentismo.

"ERC no estaba equivocada, estaba muy sola. Y el resultado, lo que está pasando hoy aquí, es el resultado de todo un independentismo unido por una causa que trasciende nuestras batallas diarias, así de fuertes somos", ha enfatizado.

No obstante, ha avisado de que hay que ser "realistas" y asumir que "esto no es un punto y final" y que todavía tiene que votar "el partido judicial". Y es que, ha dado por hecho que habrá jueces como Manuel García Castellón que "no van a cumplir la ley".

"Todo el mundo sabe lo que votará el partido judicial, interpelo a los demócratas españoles que no lo permitan porque a el 'a por ellos era en realidad un a por todos", ha dicho, antes de finalizar su discurso apelando al referéndum. "Próxima parada, referéndum. Visça Cataluña justa y libre. Hasta la victoria siempre", ha concluido.

JUECES CONTRA EL ESPÍRITU DE LA LEY

El portavoz de Justicia de Bildu, Jon Iñarritu, considera que ha llegado a la hora de "desembarrar" y que, si bien la aprobación de la amnistía no supone el fin del conflicto político, si puede generar un "clima de confianza y respeto" para abordar la cuestión territorial del Estado. "Ahora hay una oportunidad de abordarlo como se debe abordar cualquier conflicto democrático, mediante el diálogo y la negociación", ha dicho.

Asimismo, ha hecho hincapié en que existe una mayoría parlamentaria que "tiene claro que los conflictos políticos se resuelven mediante la política", aunque también hay quien creyéndose "el Cid Campeador o Don Pelayo seguirán intentando poner palos en la rueda", también en el ámbito judicial como la plataforma que ha distribuido "ese manual del prevaricador" para que la judicatura vaya contra el espíritu de la Ley de Amnistía.

Por el PNV, Mikel Legarda ha afirmado que la amnistía supone afrontar "con un nuevo punto de vista" la "grave crisis constitucional" vivida en Cataluña. A su juicio, la ley tiene encaje en la Constitución, no quiebra la separación de poderes y limita su aplicación a unos hechos y tiempos, con lo que no rompe el principio de igualdad.

NO PONE EN RIESGO EL ESTADO DE DERECHO

"Esta proposición de ley es una iniciativa política con la que se puede estar en desacuerdo por su misma naturaleza, por considerarla inconveniente o ineficaz al fin pretendido, pero no por poner en riesgo el Estado de Derecho, ni la separación de poderes, ni los derechos fundamentales, ni por no caber en la Constitución", ha remarcado, pidiendo a los distintos partidos "menos sal gruesa" y más "allanar el camino" para recorrerlo en el futuro.

Néstor Rego, del BNG, ha asegurado que España "sufre un déficit democrático" derivado de la Transición y cree que la Ley de Amnistía es "toda una lección de firmeza democrática frente al inmovilismo de la derecha" y supone "abrir una brecha de democratización en el Estado".

Contador