Publicado 18/02/2021 18:05CET

Erdogan demanda al principal líder opositor por criticar una fallida misión para rescatar prisioneros turcos en Irak

Archivo - El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Archivo - El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. - Mustafa Kamaci/Turkish Presidenc / DPA - Archivo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha presentado una demanda este jueves contra el líder del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kilicdaroglu, por criticar una fallida misión para rescatar a un grupo de prisiones turcos en el norte de Irak.

Erdogan solicita así 500.000 liras turcas (60.000 euros) al líder opositor por los comentarios realizados durante un encuentro celebrado el martes, según informaciones de la agencia de noticias Anatolia.

Tal y como indica la demanda, Kilicdaroglu habría tratado de "dañar el honor y reputación" del presidente al hacerlo responsable del fracaso de la misión a la hora de rescatar a los prisioneros. Además, el mandatario ha asegurado que se trata de un "grave ataque contra sus derechos personales".

Las autoridades estimaban que los rehenes llevaban en manos del PKK unos cinco o seis años, si bien todos ellos habrían sido secuestrados en suelo turco y trasladados posteriormente a Irak.

Kilicdaroglu culpó directamente a Erdogan de lo sucedido y aseguró que "esa gente podría haber sido rescatada sin sufrir daños". Los comentarios se enmarcan en la ofensiva militar llevada a cabo por el Ejército turco contra miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) bajo el nombre de 'Garra de Águila 2'.

En el marco de dicha operación, que representa un aumento de las ofensivas militares de Ankara contra la formación en el este y el sureste del país y el norte de Irak, de mayoría kurda, las fuerzas turcas tenían intención de rescatar a 13 prisioneros turcos. Sin embargo, todos ellos habrían muerto a manos de miembros del PKK durante la misión.

Ankara ha matizado que los prisioneros, entre los que se encontraban policías y soldados, fueron ejecutados poco después de la operación de rescate en la región montañosa de Gara, a unos 35 kilómetros de la frontera con Turquía.

Más de 40.000 personas, en su mayoría kurdos, han muerto desde que el PKK --considerado como una organización terrorista por parte del Gobierno turco-- se alzó en armas en 1984. Las operaciones militares contra el PKK se han visto acompañadas de una campaña de arrestos y condenas contra miembros y seguidores del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la tercera fuerza política del país.