Publicado 14/07/2020 15:43CET

España.- Aragonés condiciona el apoyo a los PGE a que haya avances con el Gobierno central en la mesa de diálogo

El vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès
El vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès - EUROPA PRESS

BARCELONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Govern ha aprobado este martes ampliar en 1.230 millones de euros los presupuestos catalanes de 2020 para poder hacer frente al impacto económico derivado de la pandemia del coronavirus. Sobre la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha vuelto a incidir en que los acuerdos en esta materia deberían venir precedidos por avances en la mesa de diálogo entre Cataluña y el Gobierno.

"La mesa debería reunirse cuanto antes y empezar a concretar. Para los nuevos acuerdos, lo lógico es que se vayan cumpliendo los primeros", ha afirmado. Además, ha sostenido que los PGE no pueden ser un reflejo de austeridad, sino que deben ser "ambiciosos" pese a la incertidumbre generada por el coronavirus.

Así lo ha avanzado el vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha pronunciado la conferencia 'Bases para la recuperación económica. Del Covid-19 a la Cataluña de 2030' en el Círculo de Economía: "En momentos complicados la administración pone su fortaleza al servicio de la ciudadanía".

Aragonès ha indicado que estos 1.230 millones de euros irán destinados a los ámbitos de la salud, residencial, protección social, activación económica y refuerzo de estructuras de la Generalitat.

Ha apuntado que éste es el primer tramo de diversas ampliaciones que se irán materializando a medida de que el fondo estatal para reactivar la economía tras el coronavirus se vaya determinando y se pueda incorporar a las cuentas catalanas.

Ha recordado que todas las acciones que tome el Govern se basarán en la Comisión para la Elaboración del Plan para la Reactivación Económica y Protección Social como consecuencia de la crisis del Covid-19 (Coreco), cuyas conclusiones se presentarán a finales de julio.

Aragonès también se ha referido a las ayudas destinadas al Segrià (Lleida) tras ordenar el Govern su confinamiento por los rebrotes de coronavirus, y que totalizan 6 millones de euros: cuatro millones para los sectores del comercio y la restauración y dos millones para que los consistorios puedan gestionar la contención del contagio.

Ha asegurado que la salida de la crisis pasa por políticas públicas expansivas y no por la austeridad, y ha considerado clave determinados cambios de actitud para salir reforzados de la pandemia, como sustituir la relación de desconfianza entre administración y sociedad por una de colaboración, aumentar la dimensión de las empresas catalanas, pasar de la economía del volumen a la del valor y apostar por la equidad de género.

Ha vuelto a cifrar en 30.000 millones de euros los que necesita Catalunya de los fondos europeos, una cantidad que se destinaría a sanidad, el sector de los cuidados, el sector agroalimentario, la digitalización de la industria y la transición ecológica.

Para superar estas crisis, Aragonès también ha insistido en reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez flexibilizar el objetivo de déficit al 1% y que los ayuntamientos puedan hacer uso de su superávit.