Actualizado 21/03/2006 14:45:13 +00:00 CET

España/Argentina.- El Ejecutivo gallego creará por decreto la delegación de la Xunta en Buenos Aires

Touriño denuncia que el responsable de la oficina de la Xunta en Florianópolis (Brasil) recibe un salario superior al de 'Lula'

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El titular del Ejecutivo gallego, Emilio Pérez Touriño, anunció hoy que el Consejo de la Xunta creará "formalmente por decreto" la delegación del Gobierno gallego en Buenos Aires y también por decreto procederá al nombramiento del responsable de esta oficina, "que será una auténtica embajada de los intereses gallegos".

En una comparecencia ante el pleno del Parlamento para informar de su reciente viaje a Argentina y Uruguay, Touriño enfatizó que "la Xunta no dispone en este momento de ninguna delegación ni representación en el exterior" y, de hecho, denunció la situación de algunas oficinas que el Ejecutivo del PPdeG puso en marcha fuera de Galicia.

Así, explicó que el anterior Gobierno del PPdeG tenía una oficina en Florianópolis --la capital del estado brasileño de Santa Catarina--, que "costó trabajo detectar" y de la que a día de hoy "se desconoce su función". Denunció además que la retribución de la persona responsable de la oficina --más de 61.000 euros anuales-- "supera el salario de Lula", en referencia al presidente brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva.

Touriño insistió en que "es difícil entender la existencia" de esta oficina, cuyo contrato vence el 1 de julio de 2006. "Semejante abuso no será renovado", anunció, antes de bromear acerca de la idoneidad de mantener una oficina en esta isla del sur de Brasil.

"Los servicios de la Cámara podrán pasar un mapa", ironizó.

Del mismo modo, el presidente gallego destacó la existencia de un contrato firmado en noviembre de 2003 con un consultor argentino para elaborar un estudio sociológico sobre la "evolución política" del país, por valor de 23.549 euros anuales, del que los servicios de la Xunta no fueron capaces de encontrar "ni fundamento ni utilidad". De todas formas, la nueva Xunta "tuvo ocasión de no renovarlo y arreglar esa situación", aseveró Touriño.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

El presidente del Ejecutivo gallego también anunció que el Consejo de la Xunta mostrará en una declaración institucional su "compromiso" con los desaparecidos y las víctimas de la dictadura argentina, cuando se cumplen 30 años del golpe de Estado de Jorge Rafael Videla. Touriño recordó que entre los desaparecidos hay 31 gallegos, por lo que la Xunta colaborará en las investigaciones.

Además, el máximo mandatario gallego destacó que, tras la entrevista que mantuvo con el presidente argentino, Néstor Kirchner, "se abre un camino para la declaración por parte del Gobierno argentino de Obra Social para el Hospital Gallego de Buenos Aires", que garantizará la viabilidad futura de un centro hospitalario de referencia para la colectividad gallega.

En su comparecencia, que se prolongó durante más de dos horas y media, Touriño manifestó su compromiso de trabajar en el reconocimiento de la nacionalidad a los nietos de los gallegos emigrados, respondiendo así a la petición del portavoz nacionalista, Carlos Aymerich, quien abogó por diferenciar entre nacionalidad y derecho a voto.

"RUTINAS DEL PASADO"

El diputado nacionalista consideró que el viaje de Touriño por Argentina y Uruguay realizado la pasada semana marcó "la línea por intentar superar el paternalismo asistencialista" de la anterior Administración, aunque también se mostró crítico al subrayar que "aún se manifestaron las rutinas del pasado".

De todas formas, Aymerich reconoció "el esfuerzo" de la delegación de la Xunta para diferenciar "lo partidista y lo institucional", y abogó por lograr más competencias en materia de emigración. "No puede ser que por un lado lloremos cuando hablamos de emigración y luego apliquemos la Ley de Extranjería a sus hijos", denunció el parlamentario del BNG.

Más crítico se mostró el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que pese a considerar "oportuno" el viaje, denunció la ausencia de consejeros del BNG en la comitiva, por considerar que era pertinente su presencia. Así, explicó que el titular de Innovación, Fernando Blanco, reconoció, "en un arrebato de sinceridad", que no fue al viaje por no estar invitado.

Emilio Pérez Touriño fue tajante en rechazar cuestiones partidistas en la elección de los conselleiros que acudieron al viaje y aseguró que "fueron determinados" en función de la agenda. "Que nadie me pida que distinga entre los miembros del Gobierno de la Xunta en función de su adscripción política", enfatizó en una aseveración que fue seguida de risas entre los diputados populares.

TOURIÑO ÁRBITRO

El líder de éstos, Núñez Feijóo, abogó por poner en marcha en el Parlamento la Comisión de Emigración y aprovechó su última intervención en el debate para criticar la actuación de Touriño en su periplo por Argentina. Aseguró que intentó "ser árbitro internacional entre Argentina y Uruguay" en la problemática de ENCE, "cuando no llega a la categoría de árbitro regional".

También echó en cara al presidente gallego que incumplió su promesa de que el primer viaje de la nueva Xunta sería a Argentina e Uruguay, ya que, pese al reciente periplo de Touriño por estos dos países, "el primer viaje de la Xunta fue a Venezuela y fue del vicepresidente", en referencia a la visita de Anxo Quintana a este país.

Touriño, que rechazó las críticas de Feijóo y calificó su comportamiento de "estrambótico", resumió la nueva política exterior de la Xunta al destacar que es "continuadora, que no continuista" respecto a la labor de sus predecesores. Una diferencia que también apuntó el diputado socialista Ismael Rego, que subrayó que el presidente de la Xunta "no entregó ningún cheque" en este viaje, lo cual hubiera restado "dignidad" al colectivo emigrante.