España/Bolivia.- El Gobierno boliviano entiende como "mala señal" que España y la UE exijan el visado a sus ciudadanos

Actualizado 10/08/2006 6:55:00 CET

LA PAZ, 10 Ago. (EP/AP) -

El ministro de Exteriores boliviano David Choquehuanca consideró como "una mala señal" al Gobiierno de Evo Morales la exigencia del visado a los ciudadanos bolivianos por parte de España y la Unión Europea.

"Respetamos la decisión que puedan tomar, desde luego nosotros vamos a entender como una mala señal en este proceso de cambio y así lo vamos a manifestar a la Unión Europea y a España", dijo el miércoles a los periodistas.

La vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado en La Paz que la Unión Europea (UE) ya ha tomado la decisión de exigir visado a los ciudadanos bolivianos que quieran entrar en Europa, pero desconoce cuándo empezará a aplicarse esta exigencia a la que, según dijo, se opone España.

Así lo aseguró De la Vega en una entrevista publicada por el diario boliviano 'La Razón', recogida por Europa Press, que fue realizada la semana pasada en el marco de la visita que hizo al país andino para entrevistarse con su presidente, Evo Morales, y para interesarse por la situación de las empresas españoles.

Cuando le preguntaron sobre el momento en que empezará a pedirse el visado, la vicepresidente respondió que no lo sabe y que desconoce si ya se ha fijado un fecha concreta. "Sé que es una decisión que ya está tomada", subrayó De la Vega, quien dejó claro que se trata de una decisión de Bruselas que no comparte el Gobierno español.

"España siempre se opuso a que se establecieran este tipo de visas dentro de la Unión Europea, pero no lo hemos podido impedir. Lo hemos parado durante un buen tiempo, (pero) últimamente no lo hemos podido parar y probablemente sea algo que se vaya a establecer. Pero no es una decisión española, es una decisión de la Unión Europea", indicó.

Por último, la vicepresidenta insistió en que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha intentado durante algún tiempo frenar la aplicación de este tipo de medidas a algunos países latinoamericanos, pero lo cierto es que la final no lo han podido evitar. "Nos ha pasado con Colombia y con muchos otros países", sentenció.