La líder de la trama de blanqueo vinculada a las FARC logró enviar 6 millones de euros

Actualizado 04/10/2010 16:40:22 CET

El juez Ruz envía a prisión a 4 'cabecillas' de la trama, impone una fianza a otros 7 y deja en libertad a 8 de los detenidos

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha acordado el ingreso en prisión incondicional de cuatro de los detenidos durante este fin de semana en la macroperación desplegada por Colombia y España contra una trama de blanqueo de capitales procedentes de la venta de cocaína, entre cuyos destinatarios podrían estar las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La presunta líder de la trama, Jenny Alexandra Fasce, podría haber logrado enviar seis millones de euros procedentes de la venta de cocaína en Europa desde 2007.

Siete personas serán puestas en libertad si prestan la fianza que les ha fijado el juez y, de momento, se ha decretado la libertad de otros ocho detenidos. Así se pone de manifiesto en los dos autos dados ha conocer este lunes por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 relativos a los interrogatorios que han tenido lugar, durante este sábado, de 19 del total de 41 implicados, que fueron los arrestados en Madrid.

Se les imputan presuntos delitos de blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas, contra la salud pública, falsedad continuada de documento público, tenencia ilícita de armas y colaboración con banda armada.

Fuentes de la Audiencia Nacional señalaron que los implicados que no fueron detenidos en la Comunidad de Madrid han sido interrogados por el juez Ruz vía exhorto en los respectivos juzgados territoriales por lo que, cuando se conozcan las respectivas resoluciones, el número total de implicados enviados a prisión podría aumentar.

LA LIDER

Según el auto dado ha conocer por el juez Ruz, la líder del grupo sería Jenny Alexandra Fasce Schumaker, quien habría logrado organizar en nuestro país desde 2007 una red compuesta principalmente por ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana y colombiana "dedicada a remesar a estos países dinero procedente del tráfico y venta de sustancia estupefaciente a nivel europeo, a través de una extensa red de agentes y agencias colaboradoras".

Fasce --en cuyo domicilio se encontraron más de 138.000 euros en billetes agrupados en paquetes-- estaba en contacto con siete diferentes organizaciones de blanqueo, y habría logrado enviar hasta seis millones de euros procedentes de la venta de esta sustancia en Europa.

Ante el juez reconoció todos los hechos que se la imputan con excepción del delito de terrorismo, sin perjuicio de asumir que entre los destinatarios de los giros efectuados a Colombia se encontraba una de las personas vinculadas a la identidad de Juan Manuel Gómez Buitrago, presunto miembro de las FARC.

MASACRE DE CONCEJALES

El juez Ruz añade en su auto que, según organismos policiales colombianos, Gómez Buitrago podría estar relacionado con la masacre de concejales en Rivera por la que las FARC habría pagado 15 millones de pesos. Este guerrillero está implicado también en tres procesos vigentes en Colombia por delitos de homicidio, lesiones, terrorismo, rebelión, concierto para delinquir y lesiones personales.

Otras doce personas beneficiarias de los giros realizados por fase utilizaron como información sobre su domicilio o teléfonos de contacto los mismos que Gómez Buitrago, según detalla Ruz. De todo ello, el juez concluye que las FARC o algunos de sus miembros "pudieron haber sido destinatarios de parte de estos fondos remesados a Colombia, pudiendo corresponder a dicha organización la propiedad de la cocaína vendida (...) pudiendo constituir el mismo una importante fuente de financiación de dicho grupo".

DETENIDOS Y FIANZAS

Junto a Jenny Alexandra Fasce han ingresado en prisión su maridO, Luis Berho Velasco --quien también lideraba el grupo y ejercía de guardaespaldas de su esposa durante las entregas--, Ricardo Vázquez Corrales y Oscar Mauricio Echevarria Zuleta.

Además, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha decretado el ingreso en prisión, eludible bajo fianza de 80.000 euros, de Paula Marisol Barcia Cordova, Royer Steeven Rios Grisales y Ana María Sanabria, mientras que Ángélica María Hoyos Carvajal, y Antonio Jiménez Pardo deberán abonar 40.000 euros de fianza si quieres obtener la libertad condicional. Otros dos arrestados, Ernesto Ruth Penacho y Ehumir Taborda Londoño deben depositar 10.000 euros de fianza.

En libertad han quedado Jose Luis Nicolás Sánchez, Luis Carlos Bayer Gómez, Carmen Jiménez Sila, Michael Jiménez pardo, Oscar de Jesús Jaramillo Ramírez, María Ruth Sánchez Díaz, Diego Alonso Cortés Restrepo y Jorge Darío Zuleta Carvajal. A todos ellos se les ha impuesto la obligación de comparecer todos los lunes en el jugado más próximo a su domicilio y se les ha retirado el pasaporte, con la prohibición de salir de España.

FUNCIONAMIENTO DE LA TRAMA

Según detalla el juez Ruz en su auto, cada una de las siete organizaciones de la trama cuenta con redes de personas afincadas en Colombia o Ecuador que se prestan a figurar como beneficiarios de los giros mediante los que se remesa desde España el dinero procedente del narcotráfico. Estas personas, una vez recogen el dinero se lo entregan a los representantes de las organizaciones, quienes a continuación se lo hacer llegar a las personas o grupos propietarios de la sustancia estupefaciente.

Paralelamente a la transmisión de instrucciones entre las organizaciones de blanqueo de capitales, todas ellas remitían a Jenny Alexandra Fasce, vía correo electrónico, la información necesaria para llevar a cabo los giros mediante los que se remesaban los beneficios de la droga. La recogida de dinero se llevaba a cabo en Madrid, Barcelona, Alicante, Las Palmas de Gran Canaria, Cubelles (Barcelona), Cunit (Tarragona) etc.., según reza el auto.

El dinero se ingresaba en diferentes cuentas bancarias de las entidades gestoras de transferencias, como Telegiros S.A y Titanes S.A, la mayoría de las veces desde cajeros automáticos para no levantar sospechas de los empleados de banca. Una vez ingresado, se procedía a la "digitalización de los giros", mediante las páginas de internet con las que cuentan las gestoras antes referidas falseando la identidad de los ordenantes de los giros a Colombia, presumiblemente con la complicidad de trabajadores de estas entidades.