Actualizado 20/01/2006 11:20:31 +00:00 CET

España.- Los extranjeros afiliados a la Seguridad Social aumentaron un 57% en 2005 y ya son más de 1,6 millones

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los extranjeros afiliados a la Seguridad Social crecieron en 613.804 ocupados en 2005, cifra que representa un aumento del 57,11% respecto al año anterior y que sitúa el total de inmigrantes inscritos en el sistema en 1.688.598, según datos difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

El importante incremento de extranjeros en alta, motivado en gran parte por el proceso de normalización, supone que casi dos de cada tres trabajadores que empezaron a cotizar a la Seguridad Social durante el año pasado procedían de otros países.

Del total de inmigrantes afiliados, 1.404.449, el equivalente al 83,17%, procedían de países extracomunitarios, en tanto que 284.149 eran de países de la UE. Los primeros tuvieron un crecimiento del 70% en el ejercicio 2005, mientras que la afiliación de trabajadores provenientes de la UE aumentó un 14,27%.

Dentro de los países no comunitarios, un tercio de los afiliados son de nacionalidad marroquí y ecuatoriana, países que suman entre ambos 510.267 cotizantes. Rumanía, con 155.993 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados, superando a Colombia, con 130.173 trabajadores.

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Perú (60.139), China (53.776), Argentina (53.438), Bolivia (43.990), Bulgaria (43.053), Ucrania (36.839), y otros países no europeos (316.781).

Por su parte, de los que proceden de la UE-25, británicos, italianos y portugueses son los más numerosos, con 52.280, 49.727 y 48.169 cotizantes, respectivamente. Les siguen alemanes y franceses, con 37.797 y 34.589, y más lejos, los polacos, con 16.683 afiliados.

Las cifras más bajas corresponden a Chipre, con sólo 49 ocupados, Luxemburgo (100), Estonia (158) y Malta (184).

SIETE DE CADA DIEZ, EN EL REGIMEN GENERAL.

Casi siete de cada diez extranjeros que cotizan a la Seguridad Social se encuadran en el Régimen General y dentro de él, uno de cada cuatro, un total de 292.379 personas, trabaja en la construcción.

Además de en este sector, los inmigrantes afiliados al Régimen General se concentran en sectores como la hostelería, el comercio, las actividades inmobiliarias y la industria manufacturera, con porcentajes, respectivamente, del 17,4%, 15,3%, 14,5% y 10,6% sobre el total.

Tras el Régimen General, la presencia de los extranjeros es más numerosa en el Régimen Especial del Hogar, que aglutina al 15,03% de los inmigrantes en alta, con 253.770 afiliados. A este régimen le sigue el Régimen Especial Agrario, con un 9,8% de los extranjeros afiliados (165.257) y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), con el 8,58% (144.960). Sólo el 0,19% de los extranjeros cotizantes se encuadran en el Régimen del Mar y el 0,03% en el del Carbón.

MADRID Y CATALUÑA, A LA CABEZA.

Madrid y Cataluña concentraron en 2005 casi la mitad de los extranjeros afiliados a la Seguridad Social, al sumar entre ambas el 45,18% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Madrid contaba con 385.051 extranjeros cotizantes, el 22,8%, mientras que en Cataluña la cifra era de 377.855, el 22,38% del total.

Tras estas dos regiones se situaron Comunidad Valenciana, con 212.720 afiliados extranjeros (el 12,6%), Andalucía, con 181.859 ocupados (10,7%); Murcia, con 94.568 (5,6%); Canarias, con 89.229 (5,2%); Baleares, con 58.180 (3,45%); Castilla-La Mancha, con 57.943 (3,43%); Aragón, con 49.578 (2,9%); Castilla y León, con 43.367 (2,5%) y País Vasco, con 35.747 (2,1%).

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social a 31 de diciembre de 2005 fueron Galicia, con 27.415 extranjeros (1,6%); Navarra, con 24.707 (1,4%); La Rioja, con 15.174 (0,9%); Asturias, con 11.234 (0,67%); Extremadura, con 9.661 (0,57%); Cantabria, con 9.286 (0,55%); Melilla, con 3.240 (0,19%) y Ceuta, con 1.784 (0,11%).