Actualizado 21/03/2006 15:23:10 +00:00 CET

España.- Gallardón, Botella e inmigrantes leyeron en la Casa de la Villa un manifiesto contra el racismo y la xenofobia

Esteban Ibarra pidió el cierre del centenar de páginas webs que alientan el odio contra el inmigrante

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid fue escenario hoy de un acto en el que el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón; la segunda teniente de alcalde y concejala de Empleo y Servicios al Ciudadano, Ana Botella, y representantes de diversos colectivos de inmigrantes leyeron un manifiesto contra el racismo y la xenofobia, realizado por ONGs y la Administración local, coincidiendo hoy con el Día Internacional de la Eliminación de toda forma de Discriminación Racial.

Durante el acto, celebrado en el Patio de Cristales de la Casa de la Villa, el regidor comentó que Madrid está a la vanguardia en la lucha contra el racismo, y anunció que la ciudad será sede en junio de la cumbre de la Coalición Europea de Ciudades contra el Racismo, como reconocimiento a su compromiso contra la discriminación racial.

Por su parte, Ana Botella destacó que Madrid se hizo con gentes de otras ciudades y que ahora se está haciendo con gentes de todas partes del mundo, al tiempo que resaltó el carácter integrador de la capital y recordó que el Ayuntamiento puso en marcha recientemente el Plan Madrid de Convivencia Social e Intercultural para atender a sus nuevos vecinos.

En la presentación, el director general de Inmigración del Ayuntamiento, Tomás Vera, explicó el significado de este acto, en el Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia, y expresó su deseo de que cambien las cosas para que no haga falta en el futuro celebrar más días como éste. También asistieron, entre otros, el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra; el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y el presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Francisco Caño.

PÁGINAS WEBS

Esteban Ibarra dijo que al racismo se le combate desde la implicación de todos y que este problema está extendido por todo el mundo. También precisó que en España hay conductas racistas y xenófobas contra los inmigrantes, los gitanos, los sin techo y los homosexuales, y recordó que en los campos de fútbol siguen existiendo grupos ultras.

Acto seguido, pidió el cierre del centenar de páginas webs que, según sus datos, sirven para alentar el odio contra el inmigrante, y recordó que la presidenta regional encabeza una iniciativa social en favor del voto de los inmigrantes y que Ruiz-Gallardón impulsa un plan de convivencia de todos los residentes en Madrid. Además, indicó que el racismo y la xenofobia fueron el "cáncer destructor" que provocó la muerte a millones de personas en el siglo XX, y frente a ello apostó por la riqueza que supone el intercambio cultural de los pueblos.

GALLARDÓN: "NO VAMOS A PERMANECER EN SILENCIO E INDIFERENTES"

En su intervención, Ruiz-Gallardón fue rotundo al afirmar: "No vamos a permanecer en silencio e indiferentes. Defendiendo sus derechos defendemos nuestros derechos y nuestra propia dignidad.

Ojalá, como dice Tomás Vera, no haya que celebrar más días contra el racismo y la xenofobia. Tenemos que estar movilizados y activos en contra del racismo".

A continuación, indicó que el Ayuntamiento de Madrid cuenta con varios programas que pretenden evitar esa situación, y señaló que con la celebración hoy de este día internacional se quiere recordar a la opinión pública que la lucha contra el racismo "es una tarea que precisa la colaboración de toda la sociedad y reafirmar las señas de identidad de Madrid como ciudad abierta, tolerante y movilizada contra la discriminación racial".

Tras recordar que Naciones Unidas dedica este día desde 1966 a conmemorar el asesinato, seis años antes, de 69 personas que se manifestaban contra el "apartheid" en Sudáfrica, Ruiz-Gallardón anunció que el compromiso de Madrid con esta causa se verá plenamente reconocido en junio, cuando la capital de España acoja la cumbre de la Coalición Europea de Ciudades contra el Racismo, de la que forma parte junto a otras doce ciudades europeas.

"Madrid -dijo- ha sido elegida para la organización de este acontecimiento en homenaje a su firme apuesta contra la discriminación racial. A nosotros, madrileños y madrileñas procedentes de todos los rincones del mundo, de los más próximos y los más remotos, nos corresponde no sólo descubrirnos los unos a los otros sino descubrir también cuál va a ser nuestra contribución a este tiempo confuso y parece que de pensamiento único, pero también lleno de generosidad y esperanza".

Por último, Ruiz-Gallardón, Ana Botella y representantes de varios colectivos de inmigrantes leyeron sendos párrafos de un manifiesto, consensuado entre Ayuntamiento y ONGs, en el que se señala a la opinión pública que la lucha contra el racismo requiere de la colaboración de toda la sociedad y que las expresiones de intolerancia son el resultado del desconocimiento y la incomprensión.