Publicado 16/04/2020 18:07CET

España.- Gobierno y CCAA podrán debatir sobre la crisis el 30 de abril en la Comisión General del Senado

La presidenta del Senado, Pilar Llop, durante el primer Pleno del Senado en su historia sin senadores,
La presidenta del Senado, Pilar Llop, durante el primer Pleno del Senado en su historia sin senadores, - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios del Senado han acordado celebrar el 30 de abril una sesión de la Comisión General de Comunidades Autónomas para debatir sobre la lucha contra el coronavirus, en la que participarán además de senadores, el Gobierno y los ejecutivos autonómicos que quieran acudir, bien consejeros o los propios presidentes.

Así se ha decidido este jueves en una reunión telemática de los portavoces y de los miembros de la Mesa de la Comisión, que preside el socialista Manuel Cruz. Esta sesión sobre el COVID-19 fue reclamada por el PP y aprobada por la Mesa del Senado el 31 de marzo al apoyar la propuesta el PNV, de manera que los votos de ambos partidos se impusieron al voto en contra del PSOE.

Los socialistas habían defendido retrasar esta sesión para tener "garantías sanitarias" y poder celebrar un debate a fondo una vez superado el estado de alarma, que limita los desplazamientos. Finalmente han aceptado convocar esta sesión el 30 de abril, un mes después del acuerdo de la Mesa, en una fecha que ha sido propuesta por Manuel Cruz.

La sesión va a tener que ser presencial, según han informado este jueves los letrados del Senado a la Comisión, porque no está previsto realizar intervenciones parlamentarias a distancia. Se va a procurar que el número de asistentes sea el imprescindible y mínimo, así como garantizar todas las medidas de distancia y de higiene y que el debate sea lo más ágil posible.

El PSOE ha confirmado que solicitará la participación de un miembro del Gobierno, que podrá así intervenir junto a los representantes de las Comunidades Autónomas que quieran acudir, sean consejeros o los propios presidentes. La intervención del Ejecutivo no tiene tiempo limitado y las de los representantes autonómicos serán de diez minutos; los que acudan participarán por orden de aprobación de los Estatutos de Autonomía, como es habitual, empezando por tanto por el País Vasco.

Junto a ellos, tomarán también la palabra los grupos parlamentarios. Se ha decidido sin embargo que no participen los senadores autonómicos, otra peculiaridad de esta comisión, en la que se les permite intervenir además de que lo hagan los portavoces de sus partidos. El objetivo es ajustar todo lo posible la duración de la sesión, porque suelen ser muy largas al participar tantas personas.

Otra cuestión que también se ha abordado este jueves es el uso del euskera, el catalán, el valenciano y el gallego en esta Comisión, ya que está permitido y es, de hecho, habitual, pero requiere la presencia en el Senado de traductores. Se va a realizar una consulta sobre quiénes van a emplear estas lenguas para evitar desplazamientos innecesarios.

APOYO DEL PSOE

Los socialistas han apostado por celebrar este debate y recuperar "progresivamente" la actividad en el Senado, pero también por cumplir "la racionalidad y del sentido común" para garantizar la seguridad de todos los participantes.

Su portavoz en el Senado, Ander Gil, en declaraciones posteriores, ha pedido al resto de grupos "diálogo, acuerdo y unidad en un momento como este" y ha esperado un "debate sosegado" en la Comisión, que ayude al "gran acuerdo de país" que está promoviendo el Gobierno para salir de esta crisis.