España lamenta los plazos "excesivamente lentos" que se fija la UE con Venezuela pese a la "urgencia"

Josep Borrell clausura la conferencia "Migración y ciudades: el camino hacia una
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 08/04/2019 12:57:30CET

   BRUSELAS, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, ha lamentado este lunes los plazos "excesivamente lentos" con los que está trabajando el Grupo de Contacto Internacional impulsado por la Unión Europea para buscar una solución política en Venezuela.

   "El grupo de trabajo sigue su ritmo, un ritmo en mi opinión lento, demasiado lento. Está claro que Europa no tiene un sentimiento de urgencia y la urgencia existe, cada vez es más urgente", ha asegurado Borrell en declaraciones a la prensa en Luxemburgo, a su llegada a una reunión de ministros de Exteriores de la UE con Venezuela en la agenda.

   El jefe de la diplomacia española ha dicho que el objetivo es "ver de qué manera podemos acelerar nuestros trabajos", al tiempo que ha considerado que la próxima reunión prevista por el grupo de contacto, a principios de mayo en Costa Rica, queda "demasiado lejos" y sería conveniente ir "más aprisa".

   El grupo constituido en febrero cuenta con un mandato de 90 días para tratar de lograr una solución que pase por la celebración de elecciones presidenciales creíbles, un calendario que podría prorrogarse aunque la decisión no se ha tomado.

   En cuanto a la posibilidad de imponer sanciones a responsables del régimen de Nicolás Maduro, Borrell ha dicho que es una discusión que "obviamente" está sobre la mesa de la Unión Europea, pero que dependerá del "comportamiento del régimen", algo que ha vinculado al respeto de la integridad del autoproclamado presidente "encargado", Juan Guaidó.

   En la reunión a Veintiocho en Luxemburgo, la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, informará a los ministros de los últimos avances del grupo de contacto, en el que participan varios países de la UE, incluido España, y otros latinoamericanos como Costa Rica y Ecuador, en cuya capital, Quito, se celebró la última reunión de este foro.

   A su llegada al encuentro, Mogherini ha confiado en que la discusión permita dar un "impulso aún mayor" al papel de la UE y del grupo internacional en los esfuerzos para dar con una solución "pacífica y democrática" a una crisis que parece "ser cada día que pasa más preocupante".

Contador

Para leer más