Publicado 10/12/2020 22:31CET

España y Marruecos aplazan a febrero la cumbre bilateral prevista para el día 17 a causa de la pandemia

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya - Marta Fernández - Europa Press - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

España y Marrueco han anunciado este jueves que se pospone a febrero del próximo año la Reunión de Alto Nivel (RAN) prevista para el próximo 17 de diciembre en Rabat debido a la situación derivada de la pandemia de la Covid-19.

En un comunicado conjunto, ambos países han explicado que esta decisión se produce tras haber constatado que la situación epidemiológica actual impide celebrarla en la fecha prevista "con las garantías de seguridad sanitaria que se estiman convenientes por ambas delegaciones".

No obstante, han recalcado que esta reunión entre España y Marruecos "constituye un encuentro transcendental para el desarrollo de las profundas y densas relaciones de amistad y cooperación que existen entre dos socios estratégicos" como son estos dos países.

En esta misma línea, se han reafirmado en su voluntad de seguir reforzando la relación estratégica que une a los dos países, que firmaron un tratado de amistad hace treinta años.

Ahora, los dos Gobiernos confían en que en febrero la reunión pueda "desarrollarse con fluidez, incluyendo los encuentros habituales que son propios de una reunión de esta envergadura". Con todo, el comunicado no da detalles sobre si esta alusión se refiere a una posible audiencia con el Rey Mohamed VI o a otro tipo de reuniones, teniendo en cuenta que, en este caso, junto a la RAN estaba previsto un foro empresarial.

Esta cumbre bilateral con Marruecos (que oficialmente se llama reunión de alto nivel o RAN) se iba a celebrar en medio de fuertes restricciones de movimiento en este país. Así, la ministra portavoz, María Jesús Montero, afirmó que de ellas dependería el que el Rey Mohamed VI recibiese o no al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con motivo de su viaje a Rabat.

LA AUSENCIA DE IGLESIAS Y EL SÁHARA

Una semana más tarde, afirmó que, con motivo de la pandemia, solo viajarían los ministros que tuvieran previsto firmar acuerdos con sus contrapartes marroquíes. Montero dijo que ese era el motivo de que en la delegación no se incluyese al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que sí participó en las recientes cumbres bilaterales con Italia y con Portugal.

Recientemente, el Gobierno aseguró que no le constaba ningún malestar en el seno del Ejecutivo marroquí por la posición del líder de Unidas Podemos, favorable a un referéndum de autodeterminación para el Sáhara Occidental.

En la Reunión de Alto Nivel figuraban sobre la mesa asuntos de vital importancia para España como la gestión de la inmigración irregular llegada a Canarias desde la fachada atlántica africana --Marruecos incluido--, así como cuestiones como el refuerzo de las relaciones económicas, la presencia de las empresas de ambos lados del Estrecho o la transición ecológica, entre otras muchas.

La Reunión de Alto Nivel se produce también justo después de que Rabat se haya anotado, este jueves, una importante victoria diplomática, ya que Estados Unidos ha anunciado que reconoce la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

No es la primera vez que se cancela con pocos días de antelación una cita de alto nivel con Marruecos. En enero de 2018 sucedió con una visita de Estado de los Reyes. No obstante, las fuentes españolas consultadas subrayan que en esta ocasión el único motivo son las restricciones sanitarias por la pandemia.