España/Perú.- Toledo afirma que si Bolivia se sale del acuerdo comercial con la UE las conversaciones continuarán

Actualizado 15/05/2006 18:12:00 CET

El presidente peruano tratará mañana con Zapatero temas comunes de Europa y Latinoamérica al margen del comercio

FUENGIROLA (MALAGA), 15 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Alejandro Toledo, afirmó hoy que si, finalmente, su homólogo boliviano, Evo Morales, no participa en las negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial entre la Unión Europea y la Comunidad Andina, "las conversaciones continuarán adelante".

Toledo, tras participar este fin de semana en Viena en la IV Cumbre UE-América Latina y Caribe, encuentro en el cual los participantes se comprometieron a iniciar a finales de año las conversaciones sobre este acuerdo, señaló que "hemos logrado persuadir a Morales", al tiempo que señaló que "la decisión está tomada y espero que continúe en la mesa".

Así, insistió, no obstante, en que "si Bolivia, por cualquier razón, decide no continuar, hemos llegado al acuerdo de que las conversaciones hacia un acuerdo comercial y los otros temas de la agenda continúen adelante".

El presidente peruano se encuentra de visita privada en España y, tras reunirse hoy en Fuengirola (Málaga) con la alcaldesa de la localidad, Esperanza Oña, mañana tendrá un encuentro con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

En esta reunión tratará con Zapatero, según anunció a los periodistas, "el turbulento cuadro político latinoamericano y las relaciones entre la Comunidad Andina y la Unión Europea", mientras que destacó que, "siendo importante el comercio, Europa y América Latina tienen otros temas en la agenda de igual importancia".

Entre estos asuntos, mencionó el medio ambiente, la seguridad global, el intercambio comercial y tecnológico, la búsqueda de alternativas energéticas al petróleo y la gobernabilidad democrática en América Latina".

"POPULISMO FACIL"

Por otra parte, Toledo alertó sobre el surgimiento en Latinoamérica de "una vena de populismo fácil", que, a su juicio, "frente a la impaciencia del continente de obtener resultados concretos del crecimiento económico" puede tener consecuencias.

Así, opinó que "pueden suceder dos cosas si no somos capaces de convertir los crecimientos económicos en reducción de la pobreza, que la pobreza pueda conspirar contra la democracia o que estemos construyendo el camino para el surgimiento del populismo fácil".

Este populismo, aseguró en rueda de prensa, "ya lo experimentamos hace 70 años y puede ser una fiesta esta noche y un funeral mañana, donde el precio más alto lo pagan los más pobres".

Por último, el mandatario peruano dijo que "el concepto de integración es demasiado poderoso para que los presidentes de turno puedan romperlo" y destacó que "aprenderemos" de la experiencia de Europa, que ha llegado a la actual situación "sorteando dificultades".