Publicado 18/05/2020 17:43:59 +02:00CET

España.- El PSOE cierra filas para prorrogar el Estado de alarma y apela a la mayoría silenciosa que no hace caceroladas

Una multitud se concentra en la Plaza de España de Pozuelo de Alarcón en contra del Gobierno de Pedro Sánchez al grito de "dimisión" por su descontento con la gestión sanitaria del Covid-19
Una multitud se concentra en la Plaza de España de Pozuelo de Alarcón en contra del Gobierno de Pedro Sánchez al grito de "dimisión" por su descontento con la gestión sanitaria del Covid-19 - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Los barones del PSOE han cerrado filas hoy con el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su decisión de prorrogar el estado de alarma. Lo han hecho en el Consejo de Política Territorial que se ha reunido esta mañana de forma telemática, según ha explicado su presidente, Guillermo Fernández Vara, quien además ha apelado a la mayoría silenciosa frente a los que no hacen o secundan las caceroladas de protesta contra la gestión de la pandemia.

El también presidente extremeño ha resumido el encuentro de los barones territoriales con Sánchez afirmando que se ha producido un "apoyo cerrado" a la decisión de prorrogar el estado de alarma, algo que en su opinión ha sido el "mejor jarabe" para salvar miles de vidas durante la crisis del coronavirus.

No obstante, ha admitido que Pedro Sánchez no les ha trasladado por cuanto tiempo exactamente pedirá la prórroga, ni tampoco si ya ha conseguido los apoyos para sacarla adelante. "Yo tampoco lo diría si los tuviera", ha remachado el dirigente socialista.

De hecho, y preguntado por la postura de ERC que, de momento, no abandona el "no" a la prórroga si Cataluña no recupera sus competencias, Fernández Vara ha insistido en que la desescalada hay que seguir haciéndola de manera compartida, con armonía y homogeneidad que nacen, ha recalcado, "del sentido común". Tampoco ha querido pronunciarse sobre el posible apoyo de Ciudadanos, un partido que en Extremadura, ha dicho, ha tenido un comportamiento "muy humano" aunque muy crítico, en esta crisis.

Eso sí, ha apuntado que el decreto de la nueva prórroga, sobre el que aún se está trabajando, permitirá ir aumentando la cogobernanza en la medida en que las CCAA vayan progresando de fase: "No pongo en duda que en un momento dado el Gobierno acceda a que las CCAA adopten algunas decisiones en la fase final".

APELA A LA UNIDAD: "ES UNA NECESIDAD DEL PAÍS"

Fernández Vara ha vuelto a apelar a la unidad de los partidos en esta situación y ha advertido que aunque hubiera elecciones no cambiaría nada. Sostiene que en España ahora mismo hay tres "facciones", izquierda, derecha e independentistas y "no hay movimiento entre los bloques". En este sentido, señala que serán los partidos independentistas los que, al final, inclinarían la balanza ya que descarta que ningún partido pueda gobernar con mayoría absoluta.

"Si alguien piensa que algo va a cambiar porque haya elecciones se equivoca", ha exclamado. De hecho, argumenta que al desaparecer el centro político se han radicalizado los bloques. Así, ha venido a exponer que lo que gane el PP lo perderán Vox o Cs y viceversa y lo mismo ocurrirá con el PSOE y Podemos. Y en este escenario, habrá un bloque que no se mueva, que será el independentista. "No hay posibilidad de otras mayorías", ha sentenciado.

Al hilo de esta argumentación, ha insistido en resolver la división de España con "consensos perdidos", alegando que esto es lo que le piden los ciudadanos por la calle, que los políticos se pongan de acuerdo. Sin embargo, ha lamentado que otros tengan "otras prioridades". Por ello, ha advertido de que una parte importante de la ciudadanía no va a entender que no haya un pacto y que "alguien ponga palos en las ruedas".

Pero, en este punto, Vara ha esquivado opinar sobre cómo contribuyen en la desescalada política las afirmaciones de Simancas culpando a la Comunidad de Madrid de haber contribuído con el mayor número de muertos a la crisis del coronavirus.

"EN ESTE PARTIDO TENEMOS QUE JUGAR TODOS CON LA MISMA CAMISETA"

Tras defender la movilización de recursos que ha hecho el Gobierno en esta crisis y la necesidad de que la Unión Europea contribuya "para que el edificio no se caiga", ha argumentado que la petición de unidad "no es un capricho, sino una verdadera necesidad de este país".

"En este partido tenemos que jugar todos con la misma camiseta, no va de ganadores y perdedores", ha señalado antes de advertir que si alguien piensa lo contrario está "absolutamente despistado".

Por ello, se ha mostrado en contra de las manifestaciones con caceroladas que empezaron en la calle Núñez de Balboa de Madrid y se van extendiendo por otros lugares. Considera que "tiempo habrá" de hacerlas y ha apelado a la "mayoría silenciosa", la que, ha dicho, "no hace ruido" pero tiene "el futuro del país en sus manos", la que madruga, contribuye y colabora. "Es mayoría no está en las manifestaciones", ha exclamado.

LOS EXPERTOS NO ESTÁN ESCONDIDOS, CADA CCAA CONOCE AL SUYO

Vara también ha defendido la forma en la que se está negociando entre las CCAA y el Gobierno el cambio de fase, rechazando que los funcionarios que hacen los informes sean secretos: "Las CCAA conocemos el nombre del experto que lleva cada CCAA, por cierto, de reconocido prestigio". "Los expertos no están escondidos, están hablando con nosotros", ha remachado antes de aclarar que en la medida en que vaya avanzando el cambio de fase irá aumentando la cogobernanza.

Tampoco acepta las acusaciones contra el gobierno de dar "bandazos" en las decisiones que adopta. Según su versión, muchos de los cambios que ha realizado el Ejecutivo vienen propiciados por las propuestas que hacen los presidentes autonómicos en las Conferencias de Presidentes de los domingos con Pedro Sánchez.

"Algunos lo piden, luego se olvidan y después lo llaman bandazos", ha exclamado antes de poner como ejemplo la petición que habían realizado de que pudieran salir de paseo los niños hasta los 14 años o de que se permitieran actividades como la caza o la pesca o el uso obligatorio de las mascarillas en espacios públicos.

Contador