España seguirá apostando por la integración de Centroamérica para un futuro de paz y democracia

Pedro Sánchez y Vinicio Cerezo, secretario general del SICA
POOL MONCLOA/ FERNANDO CALVO
Publicado 18/09/2018 15:26:23CET

   MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo Delaiglesia, ha expresado este martes el compromiso decidido del Gobierno español con seguir fomentando la integración de Centroamérica con vistas a garantizar un "futuro de paz, seguridad, libertad y democracia" en la región.

   Durante su intervención en el acto por el duodécimo aniversario del Fondo España SICA, con el que se ha venido apoyando al Sistema de Integración de Centroamérica, Delaiglesia ha resaltado que este ha sido "uno de los procesos de integración más dinámicos de América Latina" y ha confiado en que pueda seguir avanzando como lo ha hecho hasta ahora.

   En este sentido, ha repasado algunos de los logros realizados por el SICA en estos doce años con el apoyo de la cooperación española como el desarrollo del turismo que ha hecho de Centroamérica "la primera región con certificado de calidad y sostenibilidad turística", la apuesta por políticas de igualdad y equidad de género o el apoyo en materia de salud que permitió la negociación de la compra de medicamentos para la región con un ahorro de 61 millones de euros.

   La cooperación española también ha trabajado para promover la creación de una unión aduanera, que partió de Guatemala y Honduras, a las que se unió posteriormente El Salvador, y que, ha confiado el secretario de Estado, se espera que siga ampliándose en el futuro.

   La promoción del comercio regional y la unidad aduanera es precisamente uno de los ejes que el Gobierno se ha marcado para el nuevo Fondo España SICA que abarcará el periodo 2018-2021, con especial atención a las PYMES y las cadenas de valor regional. Asimismo, ha explicado Delaiglesia, se promoverá el modelo de seguridad democrática y se apoyarán políticas de prevención de la violencia.

   Todas las actuaciones, ha añadido, estarán sujetas a un "eje transversal" de respeto de los Derechos Humanos y sostenibilidad ambiental, habida cuenta de que Centroamérica "es una de las regiones más vulnerables del planeta" al cambio climático y que es necesario trabajar para "aumentar las capacidades ante el riesgo de desastres y la resiliencia".

RETOS DEL SICA

   Delaiglesia también ha advertido de los retos a los que se enfrenta la integración centroamericana. En su opinión, la inseguridad puede ser uno de los mayores obstáculos, ya que hasta ahora "la estabilidad democrática" ha sido sinónimo de avances en la región.

   Junto al problema de la seguridad, ha identificado la lucha contra la corrupción como otro de los temas pendientes en la región, clave a su juicio para garantizar la "seguridad jurídica" que permita las inversiones necesarias para el desarrollo de los países centroamericanos.

   También ha defendido la necesidad de consolidar la seguridad política, frente a la posible "polarización", y ha sostenido que hasta ahora en los casos en que se han producido crisis "se ha apostado por el diálogo". Delaiglesia se ha referido en concreto a los casos de El Salvador y Honduras y ha añadido, en una aparente alusión a la situación actual en Nicaragua: "Nos gustaría ver que este modelo vuelve a ser la norma general en toda la región".

   Por su parte, el secretario general del SICA, Vinicio Cerezo, ha hecho una firme defensa del proceso de integración regional y de los "éxitos precisos y concretos" logrados hasta ahora, en particular "la institucionalización de la democracia" en una región en la que la mayoría de los países estaban acostumbrados golpes de Estado frecuentes.

   Al igual que Delaiglesia, ha reconocido que el mayor reto al que se enfrenta el SICA son "las nuevas patologías" actuales, "el narcotráfico y el crimen organizado", que ven en Centroamérica un "lugar de tránsito" hacia Estados Unidos y otras partes del mundo. En este sentido, ha admitido el riesgo de polarización de la sociedad y de que se repitan "errores en el ejercicio de la autoridad del pasado".

   Asimismo, Cerezo ha defendido la necesidad de que el SICA trabaje en un "desarrollo incluyente, equitativo y con participación de todos los sectores" ya que, a su juicio, aunque hasta ahora los resultados son especialmente visibles en las grandes ciudades hay sectores de la sociedad, como los indígenas y los afrodescencientes, pero también los jóvenes y en particular las mujeres, que se están quedando atrás.

   Cerezo se ha reunido este martes con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.