España tilda de "crimen execrable" el atentado contra un convoy escoltado de una empresa minera en Burkina Faso

Publicado 07/11/2019 18:46:11CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha tildado este jueves de "crimen execrable" el atentado perpetrado el miércoles contra un convoy de una empresa minera que llevaba escolta armada en el este de Burkina Faso, que se saldó con al menos 37 muertos.

Según explicó la compañía canadiense Semafo en un comunicado, el ataque fue ejecutado en la carretera entre Fada y la mina de Bongou, en la región Este del país africano, a unos 40 kilómetros de la mina.

"El Gobierno traslada sus condolencias tanto a los familiares de las víctimas como a las autoridades y al pueblo de Burkina Faso y desea un rápido y completo restablecimiento de los heridos", ha indicado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

"El Gobierno de España confía en que el Gobierno de Burkina Faso llevará a cabo los esfuerzos necesarios para poner a disposición de la Justicia a los autores de este crimen execrable", ha zanjado.

Según el portal local infowakat.net, uno de los vehículos del convoy --al parecer uno de las fuerzas de seguridad-- fue alcanzado por un artefacto explosivo, tras lo cual se produjo un ataque por parte de hombres armados no identificados.

Semafo aseguró tras el ataque que la mina de Boungou es segura y que las operaciones de la firma no se han visto afectadas, al tiempo que ha ofrecido sus condolencias a las familias de las víctimas.

Por su parte, el gobernador de la región Este, Saidou Tousasint Prosper Sanou, resaltó que el Ejército y las fuerzas de seguridad habían lanzado una operación en respuesta a "este ataque bárbaro y cobarde".

La mina de oro y su personal ya habían sido objetivo de ataques en el pasado, según recuerda el medio burkinés. El pasado 18 de abril, un autobús resultó alcanzado por un artefacto explosivo mientras que en noviembre de 2018 cinco personas, entre ellas cuatro gendarmes, murieron en una emboscada contra el personal de la mina. En agosto de 2017 ya habían muerto más gendarmes destinados a proteger la mina en otra emboscada.

Burkina Faso ha venido registrando en los últimos meses una creciente actividad de grupos yihadistas. En el país operan Ansarul Islam, un grupo terrorista autóctono, así como el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), una organización yihadista que aglutina a otras cuatro, entre ellas AQMI y Al Murabitún, y en menor medida Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS).

Contador