Publicado 05/03/2021 20:29CET

Las "esperanzas" de que el Consejo de Seguridad tome medidas sobre Birmania "menguan", según la enviada de la ONU

05 March 2021, Myanmar, Yangon: Protesters take cover behind makeshift shields as they prepare to face off against security forces as protests continue in Myanmar against the military coup and the detention of civilian leaders. Photo: Aung Kyaw Htet/SOPA
05 March 2021, Myanmar, Yangon: Protesters take cover behind makeshift shields as they prepare to face off against security forces as protests continue in Myanmar against the military coup and the detention of civilian leaders. Photo: Aung Kyaw Htet/SOPA - Aung Kyaw Htet/SOPA Images via Z / DPA

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La enviada especial de Naciones Unidas en Birmania, Christine Schraner Burgener, ha asegurado que "las esperanzas de que el Consejo de Seguridad apruebe acciones contra los lideres del golpe militar en Birmania están menguando rápidamente".

En un comunicado, la enviada, una de las funcionarias que más han alzado la voz sobre la represión de los militares, ha recordado que más de 50 personas han muerto en el golpe y "cientos" permanecen detenidas, entre ella la 'líder de facto' del país Aung San Suu Kyi y el presidente Min Wyint.

Según la última actualización del balance de presos que hace la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos de Birmania, 1.215 personas continúan detenidas, mientras que 1.522 han sido arrestadas o se han presentado cargos contra ellas.

El Consejo de Seguridad está tratando a puerta cerrada el golpe de Estado en Birmania, pero tras las palabras de Schraner se antoja poco probable que China y Rusia levanten su veto a unas posibles sanciones contra los líderes militares.

A título individual, países como Canadá, Reino Unido y Estados Unidos han sancionado a militares y compañías relacionadas con el Ejército, mientras que la Unión Europea ha cancelado el envío de fondos y valora también aplicar sus propias sanciones.

"La esperanza que ellos (los birmanos) han depositado en Naciones Unidas y sus miembros se está desvaneciendo y he escuchado directamente desesperadas peticiones para la acción internacional por parte de ancianos, madres, estudiantes", ha señalado la enviada especial de la ONU que dice recibir unos 2.000 mensajes diarios.

Schraner también ha mostrado su apoyo a Kyaw Moe Tun, el embajador del Gobierno democrático de Birmania ante Naciones Unidas, que ha mostrado su apoyo a los manifestantes y que continúa en el puesto pese a los intentos de los militares de reemplazarlo.

Durante una rueda de prensa esta semana, Schraner apoyó que se aprobaran sanciones contra los líderes, mientras que el relator especial de la ONU en el país, Tom Andrews, sugirió este jueves que se remitiera el caso del Ejército birmano al TPI no solo por la represión de las protestas, sino por sus ataques contra el pueblo rohingya.

UN NUEVO MUERTO EN LAS PROTESTAS

Tras vivir el miércoles el día más sangriento desde el golpe de estado con 38 muertos en las protestas, no se registraron víctimas el jueves, pero este viernes un joven de 26 años ha fallecido durante las protestas en la ciudad de Mandalay.

El joven intentaba bloquear una carretera para ayudar a escapar a una protesta de estudiantes de ingeniería que huía de las fuerzas de seguridad, según el medio local 'The Irrawaddy'.

Murió de un disparo en el cuello después de que la Policía utilizara fuego real y gas lacrimógeno para dispersar la manifestación.

Los ciudadanos también han denunciado robos por parte de las fuerzas de seguridad en esta ciudad, mientras que las manifestaciones y las caceroladas nocturnas se han vuelto a repetir en todos los grandes núcleos urbanos.